Jesús Martínez: no quiera tapar el sol con un dedo

Jesús Martínez, el patrón del Pachuca, es muy dado a presumir los logros de sus empresas, que tienen como rostro al club de futbol con el que ha logrado un imperio en Hidalgo y ha extendido a otras latitudes, el cual abarca no sólo el deporte sino otras áreas, pero siempre tomando como base al que en un tiempo fue el equipo minero y que le ha permitido convertirse en un multimillonario hombre de negocios.

En más de una ocasión, Martínez ha manifestado su compromiso con el estado, aunque en la práctica es más la ganancia que ha obtenido de Hidalgo en su relación con los hombres del poder, hasta el grado de obtener espacios públicos pensados para fines culturales y que terminaron transformados en obras de las empresas del Pachuca, los cuales todo el mundo conoce.

Mal no le ha ido, ni a él ni a su socio Andrés Fassi, que ahora vuelve a su natal Argentina convertido en el Señor Fassi por la fortuna lograda en nuestro país y particularmente en nuestro estado.

Audaz y emprendedor, desplazó a los empresarios nativos, que por su falta de presencia se dejaron comer el mandado y sólo ven cómo sigue creciendo con el cobijo de gobiernos que le conceden todo lo que pide, y en ocasiones exige, como es el caso de la abusiva utilización del estadio Hidalgo, donde no paga el agua y otros servicios que, él considera, deben ser gratis porque el Pachuca debe ser un ente de excepción.

EL PACHUCA, MARTÍNEZ Y LA COMUNICACIÓN

Pero donde de plano el señor invade terrenos que no conoce y los toca porque con la fuerza de su dinero se atreve a todo, es en la comunicación, sobre todo después de que ésta área del Club Pachuca ganó el Ranking Récord del Apertura 2016, que no es otra cosa que el reconocimiento del diario Récord, eso parece, por haber sido el club que logró la mejor calidad y cantidad de atención en redes sociales a sus seguidores con fotos, trabajos de arte, promociones, interacción con seguidores, creatividad y buena labor social.

Esto le da base a don Jesús para pontificar el hecho de que para los Tuzos las redes sociales son muy importantes y que a su departamento de comunicación le da plena libertad, siempre y cuando se respete la filosofía del club. Aunque es un hecho que ha invertido mucho talento humano y económico en este tema.

“Le doy mucha libertad pero soy muy exigente en la filosofía de la institución y siempre queremos que se respete la filosofía del grupo y de la institución”, dijo Martínez.

SI HABLAS BIEN DEL PACHUCA, BIENVENIDO; SI LOS CRITICAS, TE BLOQUEAN

Lo cierto es que el equipo de comunicación del Pachuca, que dirigen Gil Marines, Jabel Marines y Humberto Gándara, tiene una filosofía muy especial de proceder, que suponemos es a la que se refiere su patrón y jefe Jesús Martínez: si hablas bien de ellos y de su club, no hay problema, pero si los criticas (en las redes sociales, que es donde se puede hacer), te bloquean para aplicar aquello de querer tapar el sol con un dedo.

¿A eso se referirá Martínez cuando dice que ha pedido a su área de comunicación respetar la filosofía del club, a que cuando hay críticas bloqueen a los que se atrevan a tocar con el pétalo de una rosa al sagrado tuzo? Porque su inteligente área de comunicación así procede.

Por eso, presumir el premio de Récord como un gran logro no tiene sentido, y ponerse a pontificar sobre comunicación no le va al multimillonario dueño del Pachuca.

Don Jesús: siga haciendo dinero, pero no se meta en cosas de comunicación, y menos cuando sus encargados proceden como lo hacen, pensando en que bloqueando las críticas todo se soluciona.

Que disfrute su premio, señor Martínez. Y siga bloqueando a los que lo critican… de todos modos la crítica sigue y más fuerte.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on Twitter
Visto: 251 veces


Video-opiniones


Artículos de opinión