Onésimo protagoniza la Ley de Herodes

Desde hace varios meses, en cafés y pasillos hidalguenses se habla de Onésimo Serrano González y David Hernández Madrid por sus espectáculos, cada vez que se exceden con las bebidas embriagantes.

Onésimo Serrano González, delegado federal de SEDESOL en Hidalgo, es referencia cuando se comenta sobre corrupción e irresponsabilidad, pues dicen que se reúne 3 o 4 veces por semana con Guillermo Ostoa Pontigo, Enrique Montiel, Herbey Cruz, Rodolfo Hinojosa Fernández y un grupo de damas a quienes, cuentan quienes han concurrido, cariñosamente apoda “mis novias”, en contraposición a las 2 o 3 horas que cubre en oficinas (cuando asiste y se deja ver por personal de la delegación).

Cuentan sus colaboradores cercanos que ha llegado al grado de asistir alcoholizado a eventos que preside la delegación SEDESOL, como en Tula, al presentar el Plan de Desarrollo Estatal en Materia de Medio Ambiente, y hasta en reuniones en cuarto piso con funcionarios federales y estatales para tratar el tema de la gira presidencial. En el tenor, fue Onésimo Serrano el “grillerías” estelar de medios locales y periodistas por la regañada que recibió de mandos federales debido (una vez más, se cuenta) a su falta de trabajo.

El desempeño político de Onésimo Serrano nunca ha sido distinto, desde hace años se habla sobre su inescrupulosa presencia, misoginia y corrupción, aunque medios locales y regionales lo ventanearon cuando logró ser diputado local por Tula a través de la figura legislativa de “La Juanita” (papel desempeñado por la propietaria de la fórmula, Marcela Vieyra Alamilla). Sobra decir que su período legislativo fue intrascendente.

Fiel a lo que se ha nombrado en convivencias de grillos, como su falta de ética y preparación, no pierde ocasión para presumir sus múltiples romances con diversas damas. Aunque lo que lo vuelve cuestionable y de interés público es que este tipo de situaciones podrían tipificarse en conducta probablemente delictiva por la muy comentada relación laboral con sus subordinadas, así como el financiamiento de viajes frecuentes, nacionales e internacionales, o la presunción de acoso y hostigamiento a una exfuncionaria de SEDESOL.

El caso de la exfuncionaria, al parecer, inició cuando acompañaba a las giras de trabajo al “profesional” Onésimo Serrano; fue al regreso de un viaje cuando armó una escandalosa declaración de amor en un restaurante bastante concurrido (claro, amigo lector, usted lo ha adivinado: rumoran que bajo los influjos de alcohol), ofrecimiento que declinó la ex colaboradora y le valió el constante hostigamiento que la orilló a renunciar, según el anecdotario de la delegación.

Caso opuesto es el que involucra a las secretarias administrativas del despacho del delegado, quienes presuntamente son señaladas en diversos rumores, por recibir remuneraciones de alrededor de 20 mil pesos, patrocinio de viajes dentro y fuera de la República, la libertad de elegir los días de asistencia a oficina e invitación segura a las fiestas de Onésimo Serrano, gracias a la cercanía que mantienen con él.

Otra de las nombradas, según dicen, como su cercana amiga es la coordinadora del Programa 3×1 para migrantes, con quien, dicen, realiza frecuentes viajes a Estados Unidos cubiertos en el rubro de financiamiento de viáticos de la Delegación Federal de SEDESOL. El singular caso de la coordinadora, nos cuentan, muestra un repentino crecimiento económico que le permite solventar una vida increíblemente lujosa con viajes a Europa, cirugías estéticas y la reciente compra de un automóvil último modelo.

La titular del Programa 3×1 para migrantes, dicen, tiene como función especial coordinarse con Carlos y Jorge Haua, que monopolizan la realización de obras; según lo comentado en los municipios, su procedimiento para manipular los 30 millones de pesos del presupuesto consiste en conformar comités de obra para luego contactar a los presidentes municipales y condicionarlos a contratar sus servicios.

Mientras la promotora del Programa de Adultos Mayores, cuentan, es objeto del temperamental amor de Onésimo Serrano, quien a finales de 2016 llegó a las oficinas de la delegación SEDESOL por la tarde y en estado inconveniente (una vez más, o tal vez su estado permanente, según los rumores) para gritarle airadamente que saliera porque ella tenía derecho a entrar y salir cuando lo prefiriera por ser “su mujer”.

Otra anécdota que se escucha en pláticas grillas, protagonizada por este magnánimo caballero, refiere a la fiesta de fin de año, en la que se dedicó a hostigar a su nueva víctima, “llevándole mariachi” y cantándole varias canciones; fue tal la molestia ocasionada, que la funcionaria prefirió retirarse del lugar.

Pero la lista sigue. Guillermo Ostoa Pontigo y Enrique Montiel, que encabezan el Programa de Jornaleros Agrícolas y la Jefatura de Unidad de Programas Sociales, respectivamente, son sus más cercanos amigos de tertulias, o esa imagen han mostrado, es por ello que, dicen, los estándares de medición de resultados que se les aplican consisten únicamente en “hacer reír” al delegado de SEDESOL.

Raymundo Tallabs, coordinador del Programa de Empleo Temporal (PET), también ha sido ventilado en pasillos y corredores, por ser partícipe de probables conductas delictivas al pedir entre 17% y 20% a los presidentes municipales por cada obra “bajada” por SEDESOL, conducta que cuentan ha causado tal grado de molestia que varios ediles prefieren no recibir obras ni participar en programas de esta dependencia.

Christian Herón Guevara Gálvez, el también grillado subdelegado de Desarrollo Social y Humano, dicen que prefiere dar una tarifa más baja: pedirle a los alcaldes una cantidad equivalente al 5% (debemos reconocer que es el más considerado de todos los expuestos).

Se escucha en la delegación que Nicolás González Elizalde, presidente municipal de Nicolás Flores, es uno de los inconformes con las políticas grotescas de corrupción implementadas, y tuvo el valor de acudir a las oficinas a gritar sus diferencias con la coordinadora del Programa 3×1 migrantes y Onésimo Serrano, pues en el sentir del edil había sido prostituido y engañado porque lo habían obligado a validar y comprobar diversas obras de la administración anterior a cambio de recibir obras de los programas 3×1 y PET en 2016, y 3×1 en 2017; ninguna promesa fue cumplida, según la anécdota lo contestado al alcalde la motivación se debió a no aceptar los servicios de los hermanos Haua.

Caso opuesto fue el del ex alcalde de Tlahuiltepa, Israel Martínez Rivera, que según lo trascendido, lejos de sentir molestia presume su cercanía y amistad con Onésimo Serrano, con quien laboró como agente en la Subsecretaría de Gobierno, además de asegurar que le debe sus dos períodos como presidente municipal a su íntimo amigo y compañero de francachelas.

Resulta que Israel Martínez es todo un personaje señalado hasta en blogs regionales, por lo que denominan prepotencia, “aviación”, desvíos en su administración, amedrentamiento y hasta uso de la violencia en el municipio que presidía.

En Tlahuiltepa se cuenta que Octavio Martínez García acudió a denunciar, junto a una comitiva oriunda del municipio, las irregularidades que señalan como abundantes pero destacó una obra del PET (programa a cargo de la delegación SEDESOL) que se había realizado con un costo específico por mano de obra y material que fue evidentemente menor al anunciado en mampara. La población de Tlahuiltepa cuenta que, motivada por la indignación (que cualquiera sentiría), le exigió inmediatamente a Martínez Rivera devolver la cantidad faltante para realizar alguna otra obra; la respuesta del expresidente municipal fue descomunal al mostrarles un mensaje de texto de Onésimo Serrano (que muchos aseguran haber visto) en el cual le pedía 200 mil pesos para liberar la obra, haciendo hincapié en que si no pagaba a “su jefe”, menos a la comunidad. Derivado de los probables actos de corrupción señalados por locatarios, organizaron una reunión en la Sala del pueblo, pero claro está que el delegado federal no asistió y en cambió citó a principios del año a su amigo Martínez en sus oficinas.

Dicen que no conforme con cobrar por el favor de bajar obras y programas a los municipios hidalguenses, Serrano González decidió que era buena idea subsanar sus compromisos con pantallas, es decir, los beneficiarios de SEDESOL en Hidalgo reciben una cartilla social mediante la cual se registra lo que reciben por parte de la delegación, en la que aparece el registro de que recibieron pantallas por parte del gobierno federal debido al cambio analógico digital. La protesta que han señalado los beneficiarios y que han contado sin empacho en sus regiones, radica en que no recibieron ninguna pantalla porque fueron entregadas a alcaldes para cubrir compromisos “políticos” del delegado.

Sin embargo, el anecdotario sobre las capacidades corruptas de Onésimo Serrano no se vieron limitadas: trascendió que el reciente fin de año viajó a Europa para visitar a sus hijos radicados en Londres y España, presumiendo además en la delegación y tertulias la construcción de una casa ubicada en Arboledas de San Javier, para la que adquirió tres lotes que según lo que se dice ha salido de su boca, fácilmente alcanzan un costo aproximado de 10 millones de pesos.

Ahora bien, la pregunta es cómo un delegado federal con una remuneración salarial clasificada como K11, que según la declaración hecha en el portal de transparencia ronda en 85 mil 484 pesos mensuales, puede cubrir manutención de dos hijos en el extranjero, tertulias en promedio 4 veces a la semana con por lo menos 2 invitados, construcción de una lujosa residencia en zona exclusiva, viajes constantes, automóviles y manutención, mariachis, convivencias en “Pilares”, “Todos Contentos”, “Mc Nick”, “Alex Steak” y hasta “El Jorongo”, en la Ciudad de México (que, cuentan, son sus lugares de convivencia favoritos).

También se dice que otro de sus gastos más sobresalientes son las sumas destinadas al rubro de Comunicación Social: es notable la compra de espacios públicos, contradictoria al nulo seguimiento que da a las obras de los anuncios publicitados, según las quejas que de él se escuchan en regiones de todo el estado.

De ser cierta la leyenda negra que ronda a Onésimo Serrano González, es poco menos que Juan Vargas en la Ley de Herodes; coincidentemente es un personaje poco criticado en medios locales por su muy cantada cercanía y favoritismo con un político importante del estado, a quien por cierto hizo su compadre por una hija que Onésimo procreó fuera del matrimonio, muy sabido en radio-pasillo.

DAVID HERNÁNDEZ MADRID

Está el caso de David Hernández Madrid, secretario de Organización del CDE PRI Hidalgo, quien hace unas semanas protagonizó una escena digna de cantina en la que retaba a golpes a un compañero de fiesta con el que tuvo diferencia de opiniones. A ello debemos sumar el prepotente altercado protagonizado por sus vástagos en un accidente de tránsito.

Por cierto, es su primogénito, David Hernández Martínez, quien pretende ser nombrado presidente del Comité Municipal del tricolor en Pachuca, sin mayor mérito ni carrera política más que haber sido subsecretario de la SEPLADERYM. Para mantener discreción en su falta de tablas, le contrataron a Rodolfo Hinojosa Fernández, exsecretario de Organización del CDE priista.

Hernández Madrid es actualmente el encargado de llevar el proceso de renovación de los comités y consejos políticos municipales del tricolor, aunque su salida del CDE se auguraba para el mes de enero para incorporarse en labores de operación política fuera de la entidad.

Es precisamente el rubro de operación política el más cuestionado por los delegados que encabeza, pues en múltiples ocasiones han calificado su labor como precaria, asegurando que el ingeniero prefiere hacerse a un lado para no trabajar ni responsabilizarse, otros comentan que sus años dorados han pasado.

Aunque el comentario más frecuente sobre el secretario de Organización son las constantes celebraciones a las que asiste.

ERNESTO VÁZQUEZ BACA

Diputado local por el Distrito de Actopan, Ernesto Vázquez Baca ha engalanado sus oficinas con la presencia de importantes personajes políticos, por sus cuestionados programas de despensas que no han brindado ninguna utilidad y fueron promocionadas con datos engañosos, mostrando su falta de conocimiento sobre las grandes reformas que realizó su partido político, y recientemente el fraude que tuvo lugar en el área jurídica en sus oficinas.

Vázquez Baca sólo ha destacado por la presunción de sus poderosos vínculos políticos.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on Twitter
Visto: 4.468 veces


Video-opiniones


Artículos de opinión