¿A qué le teme el lado oscuro del PRI?

A últimas fechas, diversos sitios digitales y redes sociales hasta con Photoshop han buscado vincular sus dichos con este espacio de opinión. Por una parte, es halagador que tantas personas busquen respaldar sus palabras con nuestro nombre, pero también es preocupante que de forma tan ligera busquen atribuirnos prosas que van en dirección opuesta a lo que hemos planteado en esta columna, pues nuestras opiniones cuentan con puntos de conexión y una cierta narrativa sobre cómo apreciamos el escenario político del estado de Hidalgo.

Recientemente señalamos aspectos negativos del Invencible, en particular la falta de aptitud política o los motivos por los que percibimos esa imagen de parte de quienes integran su actual dirigencia, haciendo énfasis en la forma poco sutil, sin fundamentación clara, en que dieron salida a personas que trabajaron durante años en el bulevar Colosio y sobre todo que dichas decisiones fueron mal planteadas y mal ejecutadas, con consecuencias garrafales para el tricolor y un desgaste innecesario para el gobernador, cuando se supone que deberían estar para evitar esas situaciones, no para que él les resuelva el trabajo o cargue con su falta de talento.

Pero entre todo esto han surgido varias páginas de Facebook, que presentan una versión bastante apegada a situaciones personales de los actuales administrativos del CDE del PRI Hidalgo.

Debemos resaltar que narran el mal manejo de diversas tareas y lo hacen de forma poco ortodoxa, puesto que se han logrado abrir espacios haciendo una exhibición detallada de la vida personal de algunas féminas y sus presumibles parejas. Esperamos que Erika Rodríguez, que ha destacado por poner en práctica la equidad de género, tenga el ímpetu de poner orden entre el trío varonil que busca bloquearla, porque resulta la única esperanza.

Si bien es cierto que es un tema alarmante y denostante sobre el cual deberían estar trabajando en vez de reunirse para buscar fugas (llevan años buscándolas y no las han encontrado), la dirigencia no está para armar argüende, sino para solventar la base más grande de trabajo político en Hidalgo, y ese tema es el que nada bien les ha salido.

Si existen personas que buscan por cualquier medio informar sobre su pésimo desempeño es porque, efectivamente, no tienen aceptación de su militancia ni autoridad moral alguna, están sostenidos con hilos y si piensan quién quiere “correrlos” enlisten todos aquellos a los que les han causado un detrimento, mal trato, grosería o molestia, que por lo que sabemos -y se nota- es una larga fila.

Ahora bien, estos sitios buscan mostrar una relación cercana con su amigo Julio “El César”, la cual, para empezar, no existe. No tenemos vínculo alguno con la administración de dichos perfiles, no conocemos sus identidades pero debe tratarse de personas que laboran o dejaron de laborar en el Cubo del Colosio.

Como si fuéramos oráculo, les hablamos de las consecuencias que los malos manejos de César Mora, Levi Leines, Erika Rodríguez y Leoncio Pineda podrían traer al gobernador, tal cual, los sitios que buscan degenerar -más- la imagen de la dirigencia están ahora buscando concretar golpes al equipo de la Plaza Juárez. Por cierto, parece que el Invencible no cuenta con monitoreo ni seguimiento a los desplegados que provocan; de nuevo: mal trabajo.

En este sitio se ha expresado lo negativo de dejar fuera a personal que tiene un buen conocimiento de los trabajos de partido favoreciendo a algunos otros que sí les representan fugas en beneficio de ciertos grupos políticos, manejo tendencioso de información, una terrible crítica pública, una vinculación con grupos que generaron el holocausto tricolor y encima, que no pueden realizar las tareas por falta de aptitudes.

Pero de ninguna forma estamos trabajando en cofradía o en un boicot a la dirigencia, ni creemos comentarios que presentan estos sitios sobre el “Grupo Chong” o “Grupo Omar”, pues es evidente que se trata de grupos olveristas que pretenden amarrar navajas para causar coyunturas.

Ahora, quien ha subido las interminables quejas contra César Mora son los grupos olveristas, esto no quiere decir que el secretario de Organización tenga dispensa de su pésimo desempeño y tampoco que lo que se menciona de él en las redes sociales deje de ser cierto, pues parece que con lo que sí cuentan sus detractores es con fuentes y argumentos.

Irónicamente, después de la salida de Ricardo Crespo se esperaba la recomposición del tricolor, y pese a las expectativas generadas por Alberto Meléndez, Emilse Miranda e Ignacio Ibargüengoitia -quien tiene vínculos con César Mora-, generaron el Holocausto priista por desidia y falta de talento. Lo que nadie esperó fue un peor escenario, hasta que llegó la actual dirigencia, y ahora hasta en redes sociales se les filtra todo.

Después de esto, en el PRI Hidalgo ya todo puede pasar… Al tiempo.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on Twitter
Visto: 901 veces


Video-opiniones


Artículos de opinión