En pie de lucha contra el calentamiento global

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reunió a 127 jefes de Estado y de Gobierno (entre ellos al presidente Enrique Peña Nieto), a los representantes de la ONU y del Banco Mundial, a personalidades del sector privado, a representantes de las grandes empresas y agentes financieros, dispuestos a contribuir financieramente para detener el calentamiento global, tema que no le importa a Estados Unidos, pues Donald Trump decidió no seguir colaborando en el esfuerzo.

Pese a la política del presidente Trump y su visión sobre el mundo, la lucha contra el calentamiento global avanza; hay una gran cantidad de empresarios y políticos de Estados Unidos dispuestos a luchar contra este fenómeno, entre ellos Bill Gates, fundador de Microsoft, quien anunció que su fundación invertirá más de 300 millones de euros para ayudar a los agricultores pobres afectados por el cambio climático; además, ha dado la bienvenida a la entrada de nuevos miembros en la “Breakthrough Energy Coalition”, que financia la ciencia e innovación en energía verde.

La cumbre de París sobre el calentamiento global ha estado marcada por anuncios alentadores para la continuidad de la vida en la Tierra, para reducir los gases que provocan el efecto invernadero, y frente a una preocupación permanente entre los jefes de Estado y de Gobierno del mundo, que ven los efectos en los territorios de sus países y pugnan por ampliar los esfuerzos para detener el deterioro de la vida en el planeta.

La decisión del inquilino de la Casa Blanca de desvincular a su país del histórico acuerdo de reducción de gases de efecto invernadero, adoptado hace dos años por 195 países durante la COP21 en Francia, ha movilizado a la comunidad mundial, gobiernos, bancos, empresas, aseguradoras, fondos de pensiones, ciudades, Estados de países federados, grandes compañías trasnacionales, organizaciones no gubernamentales, actores, escritores, científicos, entre tantos otros. Y es que Macron ha dicho que no se está avanzando lo suficientemente rápido “y ese es el drama”, pues el planeta ya se está moviendo hacia un calentamiento de 3 a 3.5 grados, mientras que los Acuerdos prevén detenerlo en los 2 grados.

La Cumbre de París no sólo podría ser una conferencia de donantes, sino también la plataforma para el lanzamiento de nuevas iniciativas y definir nuevas reglas del juego para el financiamiento de la transición energética. Lo más relevante y un golpe definitivo para avanzar en esa transición, es que el Banco Mundial anunció que dejará de financiar proyectos de exploración y explotación de petróleo y gas en 2019, salvo circunstancias excepcionales en países pobres. En 2016 los compromisos del Banco ascendieron a casi1.6 billones de dólares, menos del 5% de su financiamiento total para ese fin.

Lo relevante de la participación del presidente Enrique Peña Nieto en la Cumbre de París ha sido la ratificación del compromiso de México con los Acuerdos sobre el cambio climático de la COP21, pues coincidió en que el cambio climático es una batalla urgente, la cual se ganará si actuamos de manera colectiva.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Autor: José Luis Ortiz Santillán

Economista, amante de la música, la poesía y los animales. Realizó estudios de economía en la Universidad Católica de Lovaina, la Universidad Libre de Bruselas y la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba. Se ha especializado en temas de planificación, economía internacional e integración. Desde sus estudios de licenciatura ha estado ligado a la docencia como alumno ayudante, catedrático e investigador. Participó en la revolución popular sandinista en Nicaragua, donde trabajó en el ministerio de comunicaciones y de planificación. A su regreso a México en 1995, fue asesor del Secretario de Finanzas del gobernador de Hidalgo, Jesús Murillo Karam, y en 1998, fundador del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Visto: 87 veces


Video-opiniones


Artículos de opinión