El síndrome político de la reelección

Es innegable que el deseo de un servidor público sea servir a sus conciudadanos, es una tarea encomiable y cuando se hace con honestidad y en apego a la voluntad soberana del pueblo, el romance es absoluto.

Pero volviendo a la realidad, son pocos los mandatos en el mundo que han dejado un grato sabor de boca, por citar alguno: el de José Mujica en Uruguay y el primer mandato de Michelle Bachelet en Chile, incluso para los gringos el periodo Obama. Pero en términos de la neta, la mayor parte de los encargos presidenciales han sido discretos o nefastos, por lo que la reelección constituye un síndrome de maldad política, salvo raras excepciones.

Lo concluyente en casos como el de Vladimir Putin en Rusia, que hoy es apoyado por los partidos Rusia Unidad y Rusia Justa, o bien, el caso de Nicolás Maduro que pretende hacer valer el peso del oficialismo son, en definitiva, la cara del poder por el poder donde el culto al puesto público no sólo es insano, sino demencial.

Más allá del fraude de esta clase de políticos del puesto, se encuentra la pasividad ciudadana y la carencia de organización social, que no saben o conocen cómo replantear las reglas del juego político, cuestión por la que los zares de la política se eternizan en el poder y hacen del puesto público el espacio de sus sueños.

En México el peculado no es cosa nueva, pero ¿qué se ha hecho para desterrarlo? La realidad al respecto es tan oscura y el ataque al erario de la Nación es tan indiscriminado que se ha vuelo un tema que debería dar vergüenza, pero hasta ahora el ciudadano común parece estar cómodo con el peculado, la corrupción y la impunidad.

Quizá el título de este artículo debiera ser “La comodidad del ciudadano que come mierda desde la política sin hacer gestos”, pero quizá no lo lean ni mis detractores.

Pero, ¿qué se puede hacer para frenar la reelección cuando es insana?

Las cosas son claras: la vertebración de una sociedad con un mínimo de cordura política que se organizara podría dar paso al tan anhelado control ciudadano sobre los servidores públicos, pero ello es tan demencial como ahora resulta la misma reelección.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.

Right Menu Icon