Onésimo Serrano, entre la grilla y la intriga

Onésimo Serrano González, delegado federal de la SEDATU y exdelegado de la SEDESOL, volvió a hacerse presente la semana pasada con sus hoscas formas de hacer política.

Actualmente en la SEDATU mantiene serios problemas por dejar en el abandono a más de 900 familias, a las cuales negó el programa de ampliación de vivienda por razones estrictamente personales pero culpando a FONHAPO de las decisiones y omitiendo que solamente ha favorecido familiares y palomeados por presidencias municipales.

Por supuesto, no es el único programa social de la SEDATU con el que Onésimo Serrano ha levantado sospechas –y algo más-, también se encuentran: Fondo Minero, Atlas de Riesgo, programa sectorial y de infraestructura; mientras que con prevención de riesgos y el fondo por catástrofes naturales se dice que logró hacer un buen “guardadito” que se agrega a las mordidas que pide en cada municipio.

Todos los señalamientos han hecho que Onésimo Serrano busque desesperadamente algún culpable de su mala imagen, pues el delegado federal no concibe tener un mal comentario en la prensa, incluso se cuenta que eso lo motiva a sostener millonarios convenios con la encomienda de ignorar temas o dar a conocer sus boletines de prensa.

El funcionario se piensa uno de los políticos más importantes del estado y justifica cualquier “golpe” como un intento de “bajarlo de nivel”, por supuesto, estos dichos se antojan fuera de realidad.

Bajo dicha teoría se ha especulado que durante su estancia en la delegación de la SEDESOL mantuvo fuertes fricciones con Christian Guevara Gálvez, a quien llegó a culpar en pláticas privadas sobre filtraciones como la del video que mostraba un chat en el que, presuntamente, Onésimo Serrano sostenía una conversación subida de tono con una subalterna.

Se cuenta que a raíz del tema Onésimo Serrano prometió venganza contra Christian Guevara, quien aún permanece como subdelegado en la SEDESOL pero que esta semana tuvo buenas “grillas” en medios locales que casualmente recibieron información sobre los turbios manejos del exlíder universitario cuando su superior era Onésimo Serrano.

A ello se debe agregar que varias personas que permanecen en la SEDESOL fueron favorecidas por Onésimo Serrano para arribar a dicha delegación y ahora lo mantienen informado sobre los movimientos de Guevara Gálvez.

Estamos frente a una historia llena de intrigas y funcionarios poco productivos que en lugar de generar resultados pasan buena parte de su tiempo laboral planeando grillas mediante la filtración de información.

Visto: 898 veces


Videos Effetá


Artículos de opinión