De risa, “logros” universitarios de Sosa

Gerardo Sosa, el patrón de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, junto con su rector de juguete y sus dóciles sindicatos, se llevaron una lección por parte del gobernador Omar Fayad: tuvieron que doblar las manitas y aceptar logros mínimos que ni siquiera se acercan a lo que exigían y así poner los pies en el mundo real, donde el chantaje y la presión no sirvieron de nada al quedar exhibidos, particularmente Sosa como un dirigente rebasado por la realidad y por el tiempo, sin fuerza para hacer valer sus caprichos y con un evidente declive que habla del posible fin del Grupo Universidad.

 

NADA TIENE QUE CELEBRAR

Sería no sólo absurdo sino ridículo que pretendan celebrar como un triunfo el acuerdo para levantar la huelga, porque no lo es y de ello da fe lo que exigían con manifiestos y conferencias de prensa y demás argüendes en que manipularon groseramente a algunos grupos de universitarios y pretendieron hacer creer que gozaban de la simpatía popular, cuando la realidad era bien distinta por el rechazo popular a los abusos de Sosa, al parecer urgido de dinero para sus manchincuepas grillas.

 

LO QUE PEDÍAN Y LO QUE LOGRARON

En incrementos salariales, el SPAUAEH pedía el 12 por ciento y el SUTEUAEH un 10 por ciento. Su logro anunciado ayer fue de 3.4 por ciento, infinitamente inferior a lo que exigían, pero mucho más apegado a la realidad del país y del estado.

No parece que haya motivos de hablar de una victoria de Gerardo Sosa y sí del sentido común y del mundo real.

 

VALES

Los académicos querían un incremento del 30 por ciento y los trabajadores del 33.3 por ciento.

Lo acordado y aceptado fue el 5 por ciento, muy lejano a lo que pedían.

 

De BONO BIANUAL, los catedráticos exigían 12 mil pesos y 10 mil pesos los del otro sindicato. Lograron un incremento del 12 por ciento, que ni siquiera se aproxima a lo que pusieron como exigencia.

En donde sí lograron lo que pedían fue en el incremento a DÍAS DE AGUINALDO: 10 días más, con lo que están a la par de los del SNTE, lo que tiene lógica.

De ahí en fuera son mínimos los logros, pero del mundo real y de acuerdo a la economía de Hidalgo.

Si el Grupo Universidad quiere celebrar esto como un gran triunfo, les están mintiendo a los que estuvieron en huelga, porque les salió más caro el caldo que las albóndigas.

Hablando en plata, el gobernador Omar Fayad lo puso en su lugar con la verdad del estado y frenando la pretensión de abusos, como acostumbraba, con la complicidad y hasta temor de otras personas de no hace mucho.

A todas las capillitas les llega su fiestecita y a este grupo grillo todo indica que ya le llegó la suya.

Right Menu Icon