Trump prioriza a la defensa y castiga a la diplomacia | Effetá.info, Opinión y Noticias; Hidalgo, México
Skip to content

NOTICIAS


17 Marzo, 2017

CONTEXTO ECONÓMICO GLOBAL - José Luis Ortiz Santillán
Print Friendly

Trump prioriza a la defensa y castiga a la diplomacia

Donald Trump ha demostrado firmeza en sus ideas como hombre de negocios y como conservador. Si bien pudo diseñar un presupuesto acorde con sus promesas de campaña, él sabe bien que no tiene todo el poder y necesita buscar el consenso con el Congreso. Los republicanos se habían deslindado a principios de este mes sobre los planes presupuestarios del presidente Trump: el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, había dicho que el proyecto de presupuesto estaba muerto antes de que llegara al Congreso.

El presupuesto ha privilegiado la defensa al incrementar sus recursos en 10%, la seguridad nacional con 7% más y al departamento de veteranos de guerra con 6% adicional. Para ello, el presupuesto del departamento de educación se redujo en 14%, el de comercio y salud en 16%, el del departamento de Estado en 29% y el de la Agencia de Protección al Ambiente en 31%.

Parecería que al gobierno de Trump no le importa mucho la diplomacia y ha reducido en 29% el presupuesto del departamento de Estado, con lo cual seguramente su secretario dejará de estar en todos los países del planeta solucionando los problemas de otros o interviniendo en los asuntos internos de otros países.

Sin embargo, ese presupuesto no debe tener consenso entre los funcionarios del departamento de Estado, acostumbrados a inmiscuirse en los asuntos internos de cualquier país y apoyar a sus aliados, algo que no ha gustado a los senadores republicanos Mitch Mac Connell y Bob Corker, quienes han manifestado su preocupación por el brutal recorte.

Pese al incremento en 10% del gasto en defensa y 7% en seguridad nacional, los conservadores John McCain y Mac Thornberry creen que los recursos asignados al gasto militar aún son insuficientes. Está pendiente el financiamiento de la construcción del muro en la frontera con México, el cual tendrá un costo aproximado de 4.1 billones de dólares, dinero que el presidente y sus amigos, como el senador de Arizona, Jeff Flake, pretenden que sean los mexicanos quienes lo paguen.

La aprobación del presupuesto deberá contar con el apoyo de 60 votos del senado, para lo cual tendrían que sumarse algunos votos de los demócratas, algo que parece imposible que suceda ahora. Mientras tanto, Estados Unidos continúa siendo el país más endeudado del planeta; ahora Trump tendrá que convencer al Congreso para elevar el techo de la deuda, algo que llevó a Obama a provocar la parálisis del gobierno federal ante el bloque o de los republicanos en el pasado.

Autor: José Luis Ortiz Santillán

Economista, amante de la música, la poesía y los animales. Realizó estudios de economía en la Universidad Católica de Lovaina, la Universidad Libre de Bruselas y la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba. Se ha especializado en temas de planificación, economía internacional e integración. Desde sus estudios de licenciatura ha estado ligado a la docencia como alumno ayudante, catedrático e investigador. Participó en la revolución popular sandinista en Nicaragua, donde trabajó en el ministerio de comunicaciones y de planificación. A su regreso a México en 1995, fue asesor del Secretario de Finanzas del gobernador de Hidalgo, Jesús Murillo Karam, y en 1998, fundador del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.




Google+