Académicos de la UAEH, acarreados de lujo de Gerardo Sosa

Durante años el llamado “PRI gobierno” manejó a su antojo a burócratas, obreros, profesionistas y campesinos, comportamiento que fue uno de los mayores reclamos de la sociedad mexicana y que además le jugó en contra en el año 2000 para recibir un voto de castigo.

En pleno 2018, después de la alternancia en el poder, las viejas prácticas charras siguen imperando en el estado de Hidalgo, y si hubiera una competencia al peor villano de la tiranía el premio sería para Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la UAEH y porro en el pasado –o eso dijo él en conferencia de prensa-.

Resulta que Gerardo Sosa dio la instrucción de convocar a reuniones de maestros en calidad de urgentes para citarlos en alguna casa de confianza y de ahí sacarlos a repartir volantes de propaganda de MORENA.

Gerardo Sosa está haciendo una copia al carbón del sistema priista y nueva-aliancista utilizando a los integrantes de la UAEH, que además actúan con el temor de perder el sustento económico en sus vidas o ser víctimas de alguna represalia.

Mientras la gente piensa que los movilizados por el PRI son gente en su mayoría sin educación, las filas de MORENA son engordadas por acarreados de alto perfil universitario, a quienes les están haciendo exactamente lo mismo: condicionar con miedo.

Es tiempo de que la comunidad universitaria levante la voz, pero el impedimento es el miedo que le tienen a Gerardo Sosa, aunque podrían acercarse al gobernador para plantearle su situación y salvar a la máxima casa de estudios del secuestro en el que está sumergida.

Mientras tanto seguiremos viendo maestras con tacones y profesores con traje que convocaron de urgencia a junta o reunión para darles la sorpresa de que tenían que salir a tocar puertas y volantear, pues los candidatos que impuso el exporro en MORENA no logran levantar.

Y Gerardo Sosa está urgido de mostrar que tiene “capital político” para negociar inmunidad en el siguiente sexenio.

Right Menu Icon