El obsceno tuit de Ricardo Alemán

Todos la hemos defecado alguna vez, pero casi siempre que sucede, nuestras palabras denotan un sentido inconsciente de nuestros apetitos, anhelos o temores, cosa muy humana, pero no menos perniciosa.

En definitiva, el periodista Ricardo Alemán la cagó con “C” mayúscula al insinuar el asesinato de AMLO como alternativa para frenar su posible ascenso a la Presidencia de la República, comentario obsceno y atroz que en un país donde se adolece de mayores y mejores prácticas de probidad, seguridad y lealtad pública, se vuelve poco menos que un llamado al crimen.

El pronunciamiento de Ricardo Alemán le costó el cese de Televisa, Milenio y Canal Once, medios en los que colaboraba y donde el enfado se hizo sentir, al grado de que trascendió que Carlos Marín, director del rotativo Milenio, tuvo una conversación que fue más allá del simple requerimiento de despido, sino que la conversación se calentó porque el momento que vive el país no es para menos, máxime cuando el rumor del asesinato de AMLO ya circula por redes sociales.

Sí: nadie con cinco dedos de frente y alma limpia puede incitar a la muerte de otra persona ni la suya, esto es un atentado a todo lo que se ha querido construir como sociedad humana y racional, inclusive se convierte en un despropósito cultural que no podía ser pasado por alto cuando la violencia se ha convertido en una pandemia que lo amenaza todo y lo que menos queremos en el planeta es violencia.

El escenario es inhóspito para Ricardo Alemán, quien ha señalado que “se ha pretendido acallar una voz crítica dentro del sistema, que ataca a las libertades democráticas”; el argumento puede tener un trasfondo donde exista una mínima luz de verdad, pero el disentir de la opinión de otros no nos valida a plantear un escenario tan escabroso, culero y maldito como el citado por Alemán en contra de López Obrador.

No podemos ni debemos caldear los ánimos, es necesario que el análisis se realice en torno a las fibras del momento, no más allá de, ni fuera tampoco.

Es evidente que no se puede incitar a cometer un atentado contra nadie, el tuit de Ricardo Alemán ya atentaba contra una persona, por lo que su llamado le costó seguir viviendo dentro de Televisa, Canal Once y Milenio.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.

Visto: 102 veces


Video-opiniones


Artículos de opinión