En Hidalgo se hacen cuentas claras

Ayer en el Congreso los diputados aprobaron una nueva Ley de Deuda Pública para Hidalgo, cuyas modificaciones permiten sacar adelante la reingeniería estatal que permitirá un mayor desarrollo en diversos ámbitos.

La falta de adecuación de dicha ley nos colocaba entre las cuatro entidades atrasadas en el tema, por lo que representa un importante logro en materia financiera, es por ello que la secretaria de Finanzas, Jessica Blancas, se presentó en la sesión de aprobación.

De manera simple, con la ley ahora tanto el poder Legislativo como el Judicial podrán contratar financiamiento, es decir, se abre la posibilidad de que sean las propias instituciones las que gestionen recursos en pos de mejorar sus funciones.

Con la reestructuración de la deuda pública se trajo a colación que la entidad adquirió una deuda de 400 millones de pesos para la urbanización de la zona donde se instaló el Grupo Modelo, lo cual lejos de ser una noticia polémica refleja el esfuerzo y compromiso que está haciendo el gabinete.

Sin duda existe un sector que vive, literalmente, de las prebendas que recibe por criticar las decisiones del Ejecutivo y que mantiene un interés personal en ello, ya sea por venganza o por sentirse fuera del club. Estamos obligados a decir al respecto que el equipo de Omar Fayad Meneses se atrevió a tomar y ejercer las decisiones que beneficiarían a corto y largo plazo a la entidad.

Mientras Francisco Olvera Ruiz, según se cuenta, pedía altos moches a cambio de atraer la inversión, el actual gobernador gasta, se endeuda y paga con la finalidad de beneficiar a la entidad que administra.

Estos logros merecen ser reconocidos, y la mención se la llevan tanto José Luis Romo Cruz y Jessica Blancas, quienes no pudieron hacerlo sin la dirección del mandatario.

Right Menu Icon