Miguel Ángel Osorio Chong despertó a la bestia

Hace dos meses los pronósticos para el PRI eran apocalípticos, incluso se habló de su necesaria desaparición por falta de riendas. Pero hoy se vuelve a sentir la presencia de un líder “proveniente de la cultura del esfuerzo y no del privilegio”, que “moviliza al PRI en todos los rincones y en todas las secciones”, y que hace sentir a los priistas orgullosos de su camiseta: Miguel Ángel Osorio Chong.

El Invencible recobra el ánimo para salir a pedir el voto casa por casa y puerta por puerta, recobra confianza para trabajar las 24 horas de cada día, se siente la presencia de un “hombre de trabajo que confía más en los hechos que en las palabras, pero que por eso mismo, es un hombre de palabra”.

Miguel Osorio posee la confianza y respeto de un país que se identifica con un partido político, y en Hidalgo también la oposición reconoce a quien nació para liderar destinos y construir, porque durante su larga trayectoria ha acercado oportunidades a todas las comunidades que ha tocado.

El Invencible se encontraba sin dirigencia ni rumbo, cansado de la arrogancia de políticos de oficina que no pudieron sostenerlo y abusaron de sus posiciones, sin lealtad a nada ni a nadie, sin disciplina ni institucionalidad, pero se reclama su salida porque gente como Enrique Ochoa Reza no tienen cabida en la ideología priista.

Hoy el PRI recobra su visión que acoge a todas las familias mexicanas que trabajan y se esfuerzan diariamente, a los gremios que encuentran su identidad en El Invencible, a las mujeres y jóvenes que tienen voz y cuota (no sólo electoral) en un partido; hoy los millones de personas que conforman una estructura van a hacer el trabajo que hacen por el amor a su camiseta que los hace trabajar jornadas extenuantes, que los lleva llenos de alegría a recorrer los rincones más recónditos de la geografía estatal, que hacen campaña día y noche con cada persona con la que cruzan palabra; vuelven a sentir el orgullo de los “chalequitos rojos” que son leales en las condiciones de mayor adversidad.

Ahora el PRI tiene un líder que les da motivo para no descansar y recuperar lo que sienten suyo: su partido y la Presidencia de la República. Dicen que tendrán que esperar hasta 2024, pero la realidad es que El Invencible estará más activo que nunca, trabajando y movilizando como la oposición más férrea, o como el gobierno que se redime ante el pueblo.

El PRI hoy tiene apellidos: Osorio Chong.

Visto: 2.132 veces


Videos Effetá


Artículos de opinión