YO COMO QUE OÍ…

Que hoy se cumple una semana de la huelga en Mineral de la Reforma y no sería sorpresa para nadie que se termine al pasar el proceso electoral. Habrá que ver cuál será el papel de los involucrados el día de la jornada electoral.


Que Pedro Solares Cuevas denunció a Julio Menchaca Salazar por diversos delitos, pues resulta que el candidato  de MORENA al Senado utiliza a su familia como prestanombre en las concesiones de taxi que adquirió como beneficio por ser priista. Tal vez Menchaca Salazar se pudo haber reconciliado si le daban más taxis.


Que en MORENA Hidalgo sintieron que les daba “algo” cuando se enteraron que debían retirar la propaganda con su “Mesías Tropical”, pues se quedan sin razones para ser votados. Por cierto, son candidatos y candidatas inactivos, ¿para qué o a quién le entregaron el dinero? Seguramente dirán que también fue para el pago de “albañiles electorales” que les están construyendo un castillo de impunidad.


Que Adolfo Spínola Paniagua, titular de Proximidad y Corresponsabilidad Social de la Policía Federal en Hidalgo, salió a declarar lo preocupante del uso del sexting como “prueba de amor”. Ojalá alguien lo invite a impartir esa plática entre la clase política del CDE del PRI Hidalgo, porque los balconean y  luego andan demandando por difamación a “medios cibernéticos”.


Que mientras Gabriela Mejía Valencia, portadora de más de un millón de pesos para la UAEH, pretende pasar por “sufrida víctima”, comienzan a saltar los onerosos beneficios que su familia y amigos han disfrutado por su posición cercana a Gerardo Sosa Castelán, sobre todo en el área de movilidad y viajes al extranjero.


Que Daniel Ludlow aparece como uno de los candidatos a diputados federales que mayores gastos ha erogado, dicen algunos que por si alguien tenía la duda de por qué ahora es la ciudad de “Bachuca”.

Autor: YO COMO QUE OÍ..

ADVERTENCIA: LO QUE SE ESCRIBE EN ESTA COLUMNA NO ES INFORMACIÓN OFICIAL NI CONFIRMADA, RECOGE LO QUE SE DICE, SE COMENTA Y SE CUCHICHEA SOBRE LOS PERSONAJES E INSTITUCIONES QUE AQUÍ SE ABORDAN. NI SE ENOJEN NI SE ALEGREN, SINO TODO LO CONTRARIO.