Sureños con mala suerte

Por tercera temporada consecutiva, los Bravos de León calificaron al juego de eliminación directa con un recórd de 23 victorias y 29 derrotas, pero a diferencia de las ocasiones anteriores, la escuadra comandada por Luis Carlos Rivera cayó a manos de los enrachados Guerreros de Oaxaca por 7 carreras a 6.

Sus cañoneros importados, Cedric Hunter y Quincey Latimore, cumplieron, pero en el pitcheo batallaron, y el destacado fue Gustavo Moscoso. Sin embargo, dejaron ir muchos juegos en el bullpen, y aunque su cerrador puertorriqueño, Joseph Colón, acumuló 12 rescates, falló a la hora buena.

Los Piratas de Campeche despidieron a Daniel Fernández, pero ni así lograron calificar y terminaron con 25 triunfos y 32 derrotas. Pueden vanagloriarse de que tuvieron al champion bat, el dominicano Olmo Rosario, quien terminó con un espléndido .408, seis cuadrangulares y 38 producidas, además de Ásael Sánchez, quien terminó con .320, tres cuadrangulares y 30 producciones. Sus otros importados, Danry Vázquez y Henry Rodríguez, quedaron debiendo.

Asimismo el pitcheo fracasó y el legendario Francisco Campos ganó su único juego al finalizar la campaña, pero le faltaron dos para las 200 victorias, meta que esperaba alcanzar.

Por primera vez en 24 años, los Tigres de Quintana Roo no calificaron a la postemporada, pues quedaron a un juego del partido de eliminación. Tras un primer torneo en el que llegaron a la final sureña se pasaron ocupando el farol rojo, lo que motivó la salida de Tim Johnson y luego de Héctor Hurtado. A Raúl Sánchez ya no le alcanzó el tiempo para calificar al tener 24 victorias y 32 descalabros.

En medio del desastre destacó el recién llegado Tyler Alexander con 4-3 y 3.82 en carreras limpias. Henderson Álvarez, Javier Solano y Pablo Ortega tuvieron campaña negativas; Brian Hernández volvió a ser un sol a la ofensiva con .356, 9 cuadrangulares y 46 empujadas, seguido por Francisco Córdoba con 13 homerunes, misma cifra que C.J. Retherford.

Finalmente, ocupando el farol rojo, estuvo Tabasco con 20 victorias por 35 derrotas. El nuevo manager, Eddie Castro, terminó peor que su antecesor, Alfonso Jiménez; su mejor lanzador fue Francisco Rodríguez con 4-4 , pues Juan Pablo Oramas resintió el cansancio y acabó 2-3, mientras Orlando Lara acabó 2-4 y Adrián Garza 1-5.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.

Right Menu Icon