Cantinfleo en el Congreso

MARTHA SÁENZ

Este martes en el Congreso local, los primeros en salir a cuadro fueron los integrantes del grupo parlamentario del PRI, quienes por fin presentaron su agenda legislativa, después de dos meses de batallas dentro y fuera del recinto legislativo. María Luisa Pérez Perusquía, coordinadora de la bancada, aseguró que se basaron en las voces escuchadas durante campañas; cabe resaltar que entonces serían sólo trrs priistas quienes trabajaron en dicho periodo: Adela Pérez, José Luis Espinoza y Mayka Ortega. Los 5 ejes de su trabajo serán: desarrollo social; economía; seguridad, justicia y paz social; transparencia y rendición de cuentas, y desarrollo sostenible.

Ya durante la sesión arrancó Marcelino Carbajal Oliver con la propuesta de eliminar la tenencia para vehículos, lo cual es un alivio, pues parecía que el PANAL carecía de representación en la LXIV Legislatura. Humberto Veras Godoy propuso que las constancias que emite el Registro del Estado Familiar no estén sujetas a temporalidad, lo que significa un ahorro para la ciudadanía y un ingreso menos al presupuesto.

Lucero Ambrocio Cruz también subió a tribuna para proponer reformas que permitan realizar consultas directas en las comunidades indígenas. Caso interesante el de la legisladora, que está llena de propuestas pero no logra aterrizarlas de forma congruente, parece que sus asesores deben realizar trabajo extra.

Areli Rubí Miranda Ayala intenta desesperadamente colocarse como la voz de temas polémicos pero no lo logra, su mejor propuesta ha sido retomar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero hoy con el tema de feminicidios explicó su trascendencia y urgencia de trabajo en la materia, sin proponer nada en concreto, y sus matices entre poéticos y sensibles no logran su cometido.

El round del día lo inició Roxana Montealgre Salvador, quien propuso la creación del Fondo Metropolitano Hidalguense y el de Austeridad para el Bienestar, que es una canalización de recursos a sectores vulnerables en las zonas metropolitanas de la entidad, con un exhorto a la Secretaría de Políticas Públicas. Hasta aquí pudo pasar inadvertida la postura, de no ser porque José Luis Muñoz Soto, Tatiana Ángeles Moreno y José Luis Hernández Vera se sumaron a Montealgre Salvador; por su parte, los panistas en voz de Asael Hernández Cerón también respaldaron la propuesta con algunos señalamientos y especificaciones.

Pero fue Miguel Peña Flores quien no resistió “corregir” a su compañera de Morena, porque en su decir ya están regularizados dichos fondos en la Ley de Coordinación en Desarrollo Metropolitano de la entidad, a lo que Roxana Montealgre respondió que en las consideraciones de la propuesta se dijo que la solicitud es pedir que sea integrado dicho fondo en el presupuesto, señalando al presidente de la Mesa Directiva por su incorrecta lectura. No suficientemente debatido el tema, regresó Peña Flores leyendo el título de la propuesta que calificó como que “tal vez fue algo mal redactado”. Montealgre Salvador también continuó con el argumento: ella entregó el documento pero la síntesis la realiza la directiva, aventando la pedrada de “tal vez tú (Peña Flores) no lo hiciste”. Mostrando sus finas formas políticas, Peña Flores desde su lugar en Mesa Directiva agregó que tiene en su poder el documento con la rúbrica que avala que fue inscrito con ese título.

Así es: la LXIV Legislatura se gasta el erario en discutir a quién le toca redactar títulos de presentación, perdiendo de vista el fondo de los temas. Seguramente el auditorio encontró interesante el diálogo entre legisladores.

Rafael Garnica Alonso subió a tribuna proponiendo brindar una beca a los prestatarios de servicio en el rubro de salud, solicitando que la partida sea integrada en el futuro proyecto de presupuesto. A su iniciativa Jorge Mayorga Olvera se sumó con un enredadísimo discurso que no logró aterrizar. Parece que al joven morenista le falta generar discursos más sólidos. Por cierto, la propuesta de Garnica no tardó en ser pirateada.

Right Menu Icon