Las profecías de 2019

Lapidario inicia 2019 en México ante la 4ª transformación de la nación, que frente a una cruenta realidad nos empuja a plantear las profecías de este año que pinta negrito.

Profetizo:

La creación de la Guardia Nacional no habrá de terminar con la inseguridad y la violencia, por el contrario, la evidencia empírica ha mostrado que el ejército en la calle comete errores garrafales, doce años entre Calderón y Peña, no les dicen nada y más de 200 mil muertes violentas.

La injerencia del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial constituye una sombra histórica que se agrava ante las medidas a diestra y siniestra que López Obrador pretende impulsar y que presionan al Poder Judicial, por lo cual la aplicación de la Ley y la Justicia, se convierten en la fosa de los desencuentros.

El desabasto de gasolina (que no hay desabasto sino estrangulamiento de los ductos) habrá de madrear a los guachicoleros pero habrá de generar violencia, porque este negocio que implica a Pemex, tiene unos tentáculos que se han convertido en la manzana de la corrupción que el Peje intenta combatir, sus dimensiones son múltiples, así como sus dividendos, por lo que de no contar con “ejército y policía honesta”, ya nos llevó la chingada.

La nueva Reforma Educativa no extinguirá la corrupción que prima en las huestes del SNTE y la CENTE, por lo que la calidad educativa de las futuras generaciones avizora un lúgubre panorama y no nos extrañe que la maestra vuelva como el ave fénix, para terminar de ponerle la cereza al pastel o de cagarla, es lo mismo.

El crecimiento económico del país no se estimulará con la creación del Tren Maya, no habrá mayores impactos de crecimiento económico como se encuentra PEMEX, la industria privada y los mercados internacionales, por lo que nadie espere que Santa Claus nos traiga más regalos este año y vaticino algo, ¡aguas con la inflación!

En el amor y lo amoroso, nada tan cierto como que la inseguridad, el crimen y la violencia seguirán en ascenso, nadie asusta a los dueños del negocio, que no están dispuestos a que la criada les salga respondona.

En cuanto a la moralización de la clase política que hoy domina el color moreno, todo apunta a que será un dulce sueño de primavera, pero la cruenta realidad indica que corrupción e impunidad son vasos comunicantes de las lógicas, el diálogo y el lubricante de la clase política.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.

Right Menu Icon