24 de junio: Lo que nos faltaba: ahora tembló