Alto a los excesos y privilegios: Cuauhtémoc Ochoa