Año de elecciones, año de traiciones

El gobernador Omar Fayad conoce muy bien el juego de la política y sabe que ha llegado el tiempo de traiciones, sobre todo de personajes de su mismo partido.

El gobernador Omar Fayad, que por la importancia de su cargo es el centro de la vida política en el estado, es muy claro en sus expresiones y dice las cosas como son para no dejar duda en lo que quiere decir y menos en sus intenciones.

 

Apenas hace unos días, en el informe del alcalde de Huejutla, Daniel Andrade Zurutuza, dijo con toda claridad: “ES UN AÑO POLÍTICO, ES EL AÑO DE LAS TRAICIONES Y DONDE SE CONOCE A LA GENTE”. Frase con mucha jiribilla que se acentuó más cuando añadió: “Y ES EN EL MISMO PARTIDO DONDE SE ENCUENTRA UNO A SUS PEORES CRÍTICOS: LOS QUE AMBICIONAN EL PODER, LOS QUE SE LAMEN LOS LABIOS Y SE FROTAN LAS MANOS PARA VER SI A ELLOS LES TOCA DE REFILÓN, COMO A MUCHOS QUE LES TOCARON CANDIDATURAS DE REFILÓN”.

 

El lenguaje es de quien con claridad ve que su tiempo como gobernador se termina, y que siente y vive un clima de conductas en que la lealtad flaquea en algunos de los que caminan con él en esta responsabilidad y que, viendo hacia el futuro, juegan sus cartas con quien consideran puede ser el sucesor, aunque en muchas ocasiones sean modos de conducirse con tintes de deslealtad. Es también un reclamo para quienes, siendo de su partido, le juegan a esta manera de actuar; critican y condenan el sexenio porque sienten que no se les trató como la maravilla que piensan ser y aprovechan este momento, en que el gobernador está comprometido en cerrar acciones y programas, y atender las emergencias (como el huracán Grace y las inundaciones en Tula), para alentar ambiciones y sueños de poder, aunque destrocen la unidad que les puede garantizar algo en la elección que viene.

 

Que lo critiquen los de enfrente no tiene nada de raro porque es su papel, pero que sean personas de su mismo partido se llama traición. Y es esa frase: “LOS QUE AMBICIONAN PODER”, la que tiene más mensaje; es un traje que se deben poner los que sientan que les acomoda y que, en opinión popular, se nombran en esta hora del juego del poder.

 

APÁRTENME UN LUGAR…

Omar sabía, desde el 5 de septiembre de 2016, cuando tomó posesión, que el tiempo de poder, de ser gobernador, tenía una fecha de caducidad. De acuerdo con una crónica del periodista Rafael Cardona, al dirigirse a la tribuna para su mensaje inicial, pasó junto a exgobernadores que le acompañaron, como Murillo Karam, Lugo Verduzco, Manuel Ángel Núñez y Miguel Ángel Osorio, y mirándolos les dijo: “GUÁRDENME UN LUGAR, SEÑORES EXGOBERNADORES, EN SEIS AÑOS ESTARÉ AHÍ CON USTEDES“. Ese tiempo llegó ya en medio de traiciones, problemones como la pandemia, el huracán y las inundaciones.

 

Así es este juego en que, como en la novela de Luis Spota, “EL PRIMER DÍA”, el hombre que deja el poder reflexiona y se pregunta dónde están los hombres y mujeres que él había hecho ricos y poderosos en estos años que terminan, y a quien llega al poder le dice: “Toma en cuenta que, en unos cuantos años, quien llegue al poder te ofenderá culpándote de todas las calamidades“.

 

La historia siempre es la misma.

Con muchas excepciones, desde luego.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon