Covid-19 pone en jaque renovación de ayuntamientos