Destruye Sedena armamento que era utilizado para cometer ilícitos en Hidalgo

En su mayoría, las armas fueron decomisadas en las áreas colindantes a los ductos, donde se mantienen grupos que intentan controlar el huachicoleo, en una ruta conocida por la frecuente comisión de estos ilícitos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en la 18ª Zona Militar, destruyó 43 armas cortas, 40 armas largas, 120 cargadores y 4 mil 693 cartuchos que fueron decomisados en distintos años. Este armamento se utilizaba principalmente para cometer delitos como el robo de hidrocarburos y el narcomenudeo.

 

En entrevista, el general de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Alfredo Salgado Vargas, expresó que los ministerios públicos ponen a su disposición las piezas para aseguramiento y destrucción. Puntualizó que en lo que va del año se han incautado 150.

Detalló que, en su mayoría, fueron decomisadas en las áreas colindantes a los ductos, donde se mantienen grupos que intentan controlar el huachicoleo, en una ruta conocida por la frecuente comisión de estos ilícitos.

 

“Ninguna de estas armas y fusiles (al destruirse) puedan ser utilizadas por la delincuencia. Se trata de armas cortas, principalmente, que utiliza personal que anda controlando la ruta de Cuautepec de Hinojosa, Tepeapulco, Epazoyucan, Singuilucan y Mineral de la Reforma”, expresó.

 

El militar relató que la noche del jueves, en coordinación con la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, localizaron una toma clandestina en Pachuca, cerca de El Saucillo. En el operativo aseguraron un ducto ilegal, una cisterna y un tractocamión con dos pipas al 25 por ciento de su capacidad, llenas de combustible.