Día negro para el PRI; nuevo candidato, única opción