Francisco Olvera Ruiz: ¿cómplice o incompetente?