Greta Thunberg se caga en Donald Trump

MIENTRAS EL MUNDO SE VA AL DEMONIO, hay gente como Donald Trump a la que no le importa nada excepto el tamaño de su cuenta bancaria. El planeta entero está a expensas de patanes como él… al que millones de personas eligieron como su presidente.

La Cumbre Climática efectuada en la ONU resultó un brutal fracaso, porque los intereses económicos de los países industrializados se pasan por los huevos al ecosistema y aunque el planeta esté a punto de morir, es preferible imponer la ganancia a la vida de la humanidad. Pendejos como Trump o Bolsonaro señalan que se exagera la nota, que el cambio climático no tiene relación alguna con el desarrollo fabril, argumento absurdo, porque estos pendejos con pedos si estudiaron la educación básica.

En toda esta estela de mierda trascendió la protesta de Greta Thunberg, joven activista de 16 años que ha cobrado notoriedad por su lucha para salvar el ecosistema y, por ende, en la defensa de las personas que han sido atropelladas por los intereses económicos públicos y particulares de los países industrializados. La joven dijo: “La gente está sufriendo, la gente está muriendo, hay ecosistemas enteros que se están derrumbando”.

Ante las declaraciones de Thunberg, Donald Trump señaló en Twitter: “Parece una chica joven y feliz a la que le espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Qué bonito!”. Esta puta burla encabronó al planeta entero y Greta Thunberg contestó en Twitter cagándose en Trump: “Una chica joven y feliz que espera un futuro brillante y maravilloso”.

La discusión entre Thunberg y Trump tiene dos aristas: en primera instancia se trata de la omnipotencia de un patán político y del mercado que hace del utilitarismo y el consumo la verdad absoluta sobre los valores sociales y humanos, lo cual no es verdad; mientras que Thunbreg habla de la armonía social que se presenta a través de la comunión y respeto del hombre a su medio ambiente, que en una cadena de valor le permite vivir, recordando que la tierra no es del hombre, el hombre es de la tierra.

Por otra parte, Trump utiliza el poder para servirse de él, haciendo de su egoísmo la visión parcial que pretende generalizar en la mente y espacios sociales, es decir, un puto disfraz de sus intereses y los de unos pocos para hacerlos parecer como generales; mientras que Thunberg piensa que el interés particular no puede ser dañino en detrimento del general y que en este tránsito la lógica de respeto al hombre es la misma para el ecosistema.

Qué difícil es vivir en una sociedad donde los pendejos manejan el poder del Estado y estar avasallado por la fuerza coactiva; qué difícil es escuchar a un pinche patán, mientras que la inteligencia del respeto y la armonía social sólo sirve como excusa de dominio de escritorio de los políticos.

Consultoría Política y contacto público: [email protected]

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.



ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon