Israel Félix, la preocupación del Grupo Universidad