Julio Menchaca, la puerta a la alternancia