La sociedad global y la colonización intelectual

La sociedad actual es resultado de la dominación de las potencias sobre los países con independencia media o nula, a los que se les hace creer que son parte fundamental del desarrollo.

Avatar photo

Por: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.

La primera necesidad de la sociedad global es redefinir las relaciones entre gobiernos y sus representados, de modo que se refuerce un vínculo geopolítico basado en la apertura a los flujos de solidaridad y la integración internacional de interés mutuo.

Sin embargo, la sociedad actual no conoce otra cosa sino la pretensión geoeconómica de colonización intelectual de las potencias sobre el resto de los países con independencia media o nula, donde se controlan y redireccionan, en primer término, los contenidos fundamentales de las relaciones políticas para posibilitar la modificación de las relaciones económicas que incidan a través de la transferencia tecnológica y el coloniaje intelectual necesario para preservar el control de la dinámica social de los países conquistados.

Los vínculos de la estrategia geopolítica y geoeconómica de la globalización hacen que la sociedad preserve mínimas condiciones endogámicas para funcionar a nivel cultural, intelectual y costumbrista, las cuales son supeditadas y sacrificadas por las potencialidades arbitrarias que impone la transferencia tecnológica, lo cual no se trata sólo de herramientas e instrumentos de impacto productivo o comercial, sino de la modificación cognitiva hacia la producción y el comercio, que a la postre también se vuelca en las lógicas de la conducta social, volviéndola ad  hoc a las necesidades de las potencias.

En esta estela de dominio imperial sobresale la creación de estereotipos y espejismos de desarrollo que suelen ser promovidos por grupos de interés internacionales y nacionales que prohíjan posturas como “progreso social”, “crecimiento económico y estabilidad social”, “desarrollo y capilaridad social”, “cooperación y solidaridad internacional”, “abatimiento de la pobreza y desigualdad”, entre otras, lo que pavimenta el camino de políticas de Estado y públicas para el atavismo a las nuevas conductas, requerimientos y necesidades de la transferencia tecnológica para el dominio social a través de la guía del input y output que realiza el gobierno.

La paradoja de esta era de neocolonialismo global es que sólo los grupos de interés nacionales suelen experimentar ganancia en la cadena de valor a nivel internacional, pero la ciudadanía advierte solamente los estereotipos y espejismos del desarrollo, y así, cuando ven a un automóvil Tesla circulando en su ciudad, suponen que ya llegó el progreso, aunque esto es poco menos que la quimera del oro que Chaplin advirtió a inicios del siglo XX.

 

Consultoría política: [email protected]. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

 

Avatar photo

Por: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , ,