Los Sultanes abandonan el reinado