Maduro, ¿culpable o no?