No es Baptista, es su patrón