Pachuca: ¿el primer escalón hacia la gubernatura?