Rosario, el líder jonronero