Vivillos hicieron desorden en vacunación: testimonio