20 de septiembre: No los oigo…