¡Cuidado!, violentos al acecho