En Morena, todos quieren ser gobernador