“Llueven” quejas de derechos humanos por caso Tula: van seis