2024: ¿la sepultura del PRI?

Ante la muy especulada muerte del PRI, cabe hacer una reflexión y un análisis sobre el mapa político de México, indudablemente dominado por Morena.

El vaticinio del priista Francisco Labastida Ochoa, de que “Alito Moreno es el sepulturero del PRI”, ya ha trazado no solo el camino de la extinción del tricolor (cuestión que pongo en duda, porque los partidos populistas suelen retornar, recordemos el peronismo en Argentina, la democracia cristiana en Chile y, sin duda, el mismo PRI después de dos sexenios panistas), sino también la derrota en la elección del 2024, donde el PRI iría en alianza política y, lo que es peor, tendría que apoyar, casi sin duda, la postulación de un panista a la presidencia de la República.

 

La elección del 2022 no solo amplió el margen geopolítico de Morena, sino también ha creado un impasse y dilema para la oposición, en donde el PRI se presenta ya como la tercera fuerza política en el país. Esto hace precisar y perfilar que en la alianza partidista “Va por México” el PRI quedaría en segundo lugar para abanderar a un posible candidato a la presidencia en 2024.

 

En este escenario, las elecciones del 2023, donde el Estado de México y Coahuila verán en disputa política su Poder Ejecutivo, direccionarán el futuro de la elección presidencial. Si colocamos la cantidad de votos como peso específico que presenta el Estado de México, en caso de que la oposición pierda, significaría no solo la prolongación y continuidad de Morena en la presidencia de la República, sino también un cambio en el sistema político mexicano.

 

Morena conduce el peso de los padrones electorales en dos terceras partes del país, esto es, sin duda, un paso vertiginoso en su hegemonía política, porque en 2018 tenía cero gubernaturas y en cuatro años ya tiene 22, lo cual hace pensar que el 2024 será el inicio de una significativa reestructuración del poder político y estará en prospectiva un cambio del modelo político en México.

 

Sostengo mi hipótesis de que el PRI no habrá de desaparecer, pero será invisible por el peso político de Morena durante al menos 12 años, si tomamos en cuenta el actual gobierno y su muy probable continuidad. En esta lógica, no se percibe escenario que pudiera crear una coyuntura de herida política sobre Regeneración Nacional de tal magnitud a nivel nacional, o internacional, que pueda evitar su continuidad en el gobierno federal.

 

El 2024 no será la sepultura del PRI, pero sí el enclaustramiento de su fuerza política.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

 

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon