¿Quiénes somos?

¿Te has preguntado quién eres, cuáles son las implicaciones de tu ser, adónde te diriges? Seguramente estas preguntas han rebasado tu inquietud biológica, religiosa y filosófica.

En la semántica de una pregunta, o bien, de alguna preposición, hay más que una expresión del lenguaje. En realidad, como advirtió Martin Heidegger, inicia la búsqueda humana por caracterizar al objeto-realidad desde el sujeto, así como lo hizo el propio lenguaje.

¿Te has preguntado quién eres, cuáles son las implicaciones de tu ser, adónde te diriges? Seguramente estas preguntas han rebasado tu inquietud biológica, religiosa y filosófica, quizá porque desde tu materialidad nacen los cuestionamientos más grandes como la búsqueda de la verdad, el amor o la idiotez.

Pero responder quiénes somos implica un esfuerzo mayor como pregunta que, desde luego, no es mundana; se trata de una imagen abstracta, lejana y difusa, no tiene la concreción de tu materialidad y, por ende, asume una complejidad mayor.

¿Te has preguntado qué somos y por qué somos como humanidad?, ¿es esta humanidad la que tenemos que ser? Este es un planteamiento escabroso porque impugna el ser de la humanidad, no solo su camino y posible futuro, pero sí cuestiona ambos vectores, entonces cuestiona la viabilidad de la presente humanidad y, por tanto, lo que significa.

Suena innegable el hecho de que, si la humanidad ha alcanzado un momento de desarrollo científico tan notable y de impresionantes avances para el desarrollo humano, no concite con los más de 6,800 millones de personas que sobreviven en condiciones miserables en el planeta. Más aún, nos hemos asumido como una humanidad exitosa, negando a las especies de seres vivos que nos acompañan por no ser racionales, pese a que el cocodrilo y el tiburón nos dan lecciones de evolución porque son especies prehistóricas, han habitado el planeta antes que nuestra especie, sin que de ellas hayamos aprendido lo suficiente para hablar de la evolución y su autopoiesis.

¿Quiénes somos?

Pese a la conquista científica del espacio, de armas monstruosas atómicas, de satélites que intercomunican al planeta, en fin, de todas las edificaciones que desarrollan la vida de millones de seres humanos, lo que denominamos “futuro”, que es solo un criterio científico, ya no está en nuestras manos y solemos dudar del futuro de nuestra humanidad.

¿Quiénes somos?

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a “Ciudadanía de Kristal”, mi canal de YouTube.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon