A punto de concluir ayuntamientos, hay 2 mil 500 obras con problemas de entrega-recepción

El secretario de la Contraloría recordó que al inicio del mandato de Julio Menchaca había 10 mil 600 obras sin actas de entrega-recepción, acumuladas no sólo del gobierno anterior, sino también de tres o cuatro periodos previos.

A poco menos de tres meses para el cierre de las administraciones municipales, alrededor de 2 mil 500 obras públicas presentan algún tipo de problema que impide su proceso de entrega-recepción, informó el secretario de Contraloría del Gobierno de Hidalgo, Álvaro Bardales Ramírez.

Informó que actualmente son alrededor de 5 mil 500 obras las que se encuentran pendientes de entrega formal, de las cuales 3 mil están en ejecución. Las restantes 2 mil 500 enfrentan algún tipo de problema.

En este contexto, señaló que se está trabajando intensamente con las alcaldías, ya que no se les permitirá dejar obras inconclusas a sus sucesores.

“Tenemos ahorita por ahí de 5 mil y tantas (obras), ósea nos están sobrando 2 mil 500 que tienen algún tipo de problema y seguimos trabajando. Tenemos que aplicarnos porque hasta el día 4 de septiembre tenemos que asegurar que todos los ayuntamientos tengan al 100 por ciento sus obras, porque no vamos a permitir que ellos les den obras inconclusas a la nueva administración”, recalcó.

El funcionario recordó que al inicio del mandato de Julio Menchaca Salazar había 10 mil 600 obras sin actas acumuladas no sólo del gobierno anterior, sino también de tres o cuatro periodos previos. Sin embargo, se ha trabajado arduamente para regularizarlas y actualmente quedan alrededor de 5 mil 500 obras que aún deben ser debidamente procesadas.

Finalmente destacó que hay preocupación entre los presidentes municipales salientes, ya que más del 80 por ciento será relevado por una fuerza política diferente a la que representan y no desean enfrentar problemas en el cambio de administración.

“Tenemos que estar vigilantes porque el cambio de administración está muy cerca. La verdad es que todos los ayuntamientos están trabajando arduamente porque tienen sus preocupaciones y debemos entender que cerca del 82 por ciento está cambiando de colores políticos. No será fácil heredar obras inconclusas”, subrayó.