Comedia religiosa

Los novicios Eustaquio y Heriberto se preparan para reemplazar a un cura; en ese camino, se enfrentarán a tentaciones y enredos.

Las comedias religiosas no son muy comunes; pareciera haber una especie de autocensura respecto al tema, que podría provocar escozor entre los fanáticos religiosos, quienes malinterpretan el humor y lo consideran algo sacrílego y peligroso; por ello, nos llamó la atención Plan divino, una comedia argentina de Víctor Laplace, que pudimos ver gracias a los buenos amigos de Sony Entertainment.

El guion del veterano realizador narra la historia de dos novicios, Eustaquio (Gastón Pauls) y Heriberto (Javier Lester) que viven bajo el cuidado del anciano padre Roberto (el propio Laplace), quien los ha criado y al que esperan sustituir en la pequeña parroquia provincial; sin embargo, el sacerdote se niega a abandonar las delicias terrenales, y Eustaquio afirma que el mismo Dios le dio la orden de “ayudarlo a llegar a su lado lo más rápidamente posible”.

Heriberto duda ya de su vocación, pues se ha enamorado de María (Paula Sartor), una de sus feligreses que, sin embargo, lo ve solamente como religioso.

El legendario actor de Operación masacre y No habrá más penas ni olvido no tuvo tanta suerte como director de El mar de Lucas; aquí, sin embargo, traza un personaje muy divertido, como un anciano sacerdote al que hay que cambiar el pañal a cada rato.

Plan divino resulta, pues, una modesta comedia religiosa con algunos momentos divertidos, que hacen ver lo difícil que es el cristianismo con acento argentino.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon