El tesoro del excavador menospreciado

El filme de Simon Stone narra el descubrimiento de una antigua cámara mortuoria en la propiedad de una viuda.

Uno de los estrenos más interesantes en Netflix es La excavación, de Simon Stone. Se basa en una novela de John Preston, adaptada por Moira Buffini, ambientada en Inglaterra, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.

La viuda Edith Pretty (Carey Mulligan) decide contratar a un experto para que examine los túmulos que existen en su propiedad, pero solamente le alcanza para pagarle a Basil Brown (Ralph Fiennes), un modesto excavador que es menospreciado por los pomposos arqueólogos, por no tener los estudios ni el abolengo del rubicundo Charles Phillips (Ken Stott); sin embargo, para su sorpresa, Brown descubre un barco que ha servido de cámara mortuoria a un antiguo rey. Todos quieren apoderarse del descubrimiento, hasta que la moribunda Edith les pone un alto.

Resulta evidente que el joven director de The daughter guarda un profundo respeto por la pareja central, los espléndidos Fiennes y Mulligan, pero a mitad del relato, una vez establecido que no podrá haber una relación romántica entre ellos, se dedica a explorar otras vertientes, como la relación paternal de Brown con el pequeño Robert (Archie Barnes) y los problemas maritales entre Peggy (Lily James) y Stuart (Ben Chaplin); sin embargo, estos subtemas hacen que la historia central pierda fuerza y no se le haga justicia al humilde excavador.

The dig resulta, pues, una interesante opción para los cinéfilos que no quieran regresar aún al cine en esta época de pandemia.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon