Elegir al mejor, de eso se trata

Para votar por cualquiera de los cuatro se deben medir cosas como: transparencia, autocrítica, preparación académica, saber delegar responsabilidades y mucha empatía con ideas y propuestas de otras personas.

El 5 de junio, esto es en 34 días, vamos a elegir a un nuevo gobernador del estado de entre estos cuatro candidatos: Julio Menchaca, Carolina Viggiano, Francisco Xavier y José Luis Lima Morales. Uno de ellos será el nuevo gobernador después de la elección de junio.

Y aunque se intentan hacer valer cuestiones como género, apoyos fuertes del poder, actitudes de justicieros a ultranza y otras lindezas, la verdad es que sin que dejen de ser apuestas válidas, de lo que se trata es de elegir al mejor, al que convenza a los ciudadanos de tener las virtudes para guiar este barco que se llama Hidalgo a buen puerto.

No es cuestión de que sea hombre o mujer, o de que se reclame que ya les toca, o que solo ellos tienen la mano firme para poner fin a corrupción y fallas, sino de convencer que son los mejores por sus cualidades para el cargo de gobernador.

Lo demás cuenta como propaganda, pero suma más para los intereses del candidato que para la ciudadanía.

Los discursos de campaña y las propuestas de planes y proyectos sin duda son importantes, pero se han dicho tantos y luego medio se cumplen, que ya no parece que deban ser las causas fuertes del voto y que de lo que se trata es de elegir al mejor.

Pero ¿el mejor en qué?

Parece que para votar por cualquiera de los cuatro se deben medir cosas como TRANSPARENCIA, AUTOCRÍTICA, PREPARACIÓN ACADÉMICA, SABER DELEGAR RESPONSABILIDADES Y MUCHA EMPATÍA CON IDEAS Y PROPUESTAS DE OTRAS PERSONAS.

Es aquí donde la historia personal de cada uno cuenta y cuenta mucho, pues se trata de conocer y evaluar cómo han manejado el dinero público si han tenido responsabilidades de poder, ver si saben reconocer errores y fallas y lo reconocen para mejorar o se empecinan en mostrarse casi perfectos porque no es verdad.

Saber, por lo que se conoce, si confían en la gente y delegan responsabilidades o actúan como dueños absolutos de la verdad, y ver si están abiertos a las ideas y propuestas de otras personas o, si al revés, solo su voz y proyectos cuentan.

No se trata tanto, aunque cuentan sus voces en la campaña y lo que prometan, porque esa historia ya la conocemos, de lo que se trata es de evaluar lo que han sido en su historia personal, porque eso define lo que son de verdad y de acuerdo a esos parámetros decidir.

Se trata de elegir al mejor, al que nos convenza por sus acciones y actos que nuestras familias van a estar mejor y no tanto por lo que digan o prometan -que cuenta, sin duda-, pero no tanto como los testimonios de vida de cada uno de los cuatro.

Y entonces sí, usted decidirá quién de los cuatro es el mejor: Julio Menchaca, Carolina Viggiano, Francisco Xavier o José Luis Lima.

Y como dice el clásico “que gane el mejor”.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon