Fayad y AMLO despluman a la garza

Por lo que se vio en la gira por nuestro estado del presidente electo, Fayad y Obrador ven del mismo modo el ejercicio de la política, y con lo visto y oído reprueban las maneras en que la practica el grupo de poder de Sosa Castelán, al que en una expresión coloquial dejaron en calidad de garza desplumada.
Por otro lado, es evidente que al próximo presidente lo que más le urgía era frenar de un solo golpe la idea cada vez más aceptada de que SU partido, Morena, era igual al Grupo Universidad por la manera grosera en que se había apoderado del mismo con su agandalle de las candidaturas, que al final por el efecto Obrador le dieron una buena cantidad de DIPU-TITINOS  (DT), que demostraron con una serie de acciones que movían su cabecita y pies de acuerdo a cómo les jalaran los hilos.
Desde luego, la falta de liderazgo real de los verdaderos morenos provocó que lo que decidía el dueño de los hilos pareciera decisión del partido, aunque la realidad es que no fuera más que decisión de quien ya se sentía patrón y amo de un barco que le daría pase al puerto del poder máximo en el estado.
PECADO DE SOBERBIA
Y ya con la idea de que tenía al partido en la bolsa a través de los DT, y sin dejar de sembrar la idea a través de sus medios de comunicación -y justificado por sus sesudos analistas-, parece que le ganó la soberbia porque de alguna manera se pretendió en los hechos demostrar que de alguna manera se tenía el aval de AMLO.
Y empezaron las burradas, por decirlo de alguna manera:
PROVOCACIÓN manifiesta con sus acciones en el Congreso, donde aun antes de tomar posesión los DT fueron para hacer destrozos, saltándose literalmente las trancas para imponer lo que les dictaban y luego hacerse los mártires de lo que ellos mismos habían provocado. Y ya encarrerados, iniciaron con exigencias en que supuestamente con las riendas del poder en las manos se fueron a la plaza pública para pedir JUICIO POLÍTICO contra el gobernador, porque desde su punto de vista habían sido víctimas de represión.
Nunca de los nunca se acudió al acuerdo o al diálogo y sí, por el contrario, mostraron que ellos, el  Grupo Universidad, era el fuerte, el todopoderoso a unos centímetros de la corona y además muy cerca del nuevo presidente.
Pero su soberbia creció, ellos querían ser los dueños del Congreso imponiendo a VERAS GODOY como el presidente de la Junta de Gobierno.
Más claro: de una buena vez exigían que les escrituraran el Poder Legislativo, le pusieran alas de garza, y de esa manera poner en jaque al gobernador, que por lo visto le provoca pesadillas a Sosa, porque con energía y decisión ejerce el poder que más de medio millón de votos le dio el pueblo de Hidalgo.
Y vino entonces una acción que pudo ser la gota que derramó el vaso: los  DIPU-TITINOS, encabezados por VERAS GODOY, fueron al Senado a pedir DESAPARICIÓN DE PODERES en Hidalgo, en una ocurrencia fatal para los socios, porque al parecer fue el principio de su derrumbe.

Ricardo Monreal, el presidente del Senado con más capacidad política que los enviados de Sosa, los capoteó e impidió que hicieran el ridículo entregando esta petición en la Cámara Alta, pero con la lectura seguramente de que algo no caminaba con Morena  en Hidalgo.
Mientras tanto, la lucha por la presidencia del Congreso continuaba alentada en favor del Grupo Universidad por sus voceros, páginas y micrófonos con alas. Quedaba claro que no era Morena como partido quien peleaba la propiedad del Congreso, sino Sosa por las acciones de sus DT.

El GOBERNADOR, con más horas de vuelo en la buena política, por los resultados logrados insistió una y otra vez en el acuerdo y el diálogo, en trabajar junto al nuevo presidente y en una actitud de puertas abiertas para caminar juntos y en unidad con Morena, no con grupos de poder, por bien del estado.
No hubo modo de hacerlos entender que el camino era el diálogo para el ejercicio de una sana política que los llevara a los acuerdos en que ni se gana ni se pierde todo. Era tal su soberbia que pensaron en una victoria total y vengativa contra el gobernador.

Así lo demuestran las declaraciones retadoras y radicales de Veras Godoy, Ricardo Baptista, Roxana Montealegre y demás en un coro absurdo, muy lejano de un grupo privilegiado por ser los pensantes en el estado.
Quisieron dar la impresión de que AMLO apoyaba esta clase de conducta política y que cuando tuviera la oportunidad le cortaría la cabeza a Omar Fayad, para entregársela en bandeja de plata a las garzas.
Pero no. Vino el presidente electo y pasó exactamente lo contrario, pues se dieron definiciones fundamentales en lo que es para él la figura del gobernador, la relación entre Morena, su partido y el mandatario estatal, el papel que tienen los grupos de poder y la decisión contundente y firme para trabajar CON el gobernador, con el que dijo estar SATISFECHO y tener coincidencias políticas, sociales y económicas, por lo que anunció apertura para el diálogo y coordinación para trabajo en unidad sin pleitos ni diferencias.
Enseguida dio una regla de conducta política que fue un mazazo en contra de Sosa, cuando con todas sus letras señaló :“NOSOTROS VAMOS A SER RESPETUOSOS DEL GOBIERNO QUE ENCABEZA OMAR FAYAD”, haciendo referencia al respeto que mantiene por el pacto federal, la autonomía,  la independencia y soberanía de los poderes.
También soltó afirmaciones que fueron clavos en la caja grilla: “No vamos a pelearnos, tenemos que unir esfuerzos, voluntades y recursos para impulsar el desarrollo de Hidalgo”, o bien: “Estoy satisfecho y vamos a llevar a cabo las acciones en coordinación con el gobierno; vamos a trabajar unidos, no va a haber pleitos  ni diferencias, VAMOS A TRABAJAR UNIDOS”.

Y finalmente dio el golpe más fuerte al decir: “AQUÍ HAY AMPLIAS COINCIDENCIAS CON EL SEÑOR GOBERNADOR, QUE ME MOSTRÓ LO QUE ESTÁ HACIENDO EN HIDALGO PARA ATENDER LAS NECESIDADES”.
Queda claro que AMLO rechaza las grillas de grupitos y que como nuevo presidente de México reconoce las coincidencias con Omar Fayad, con quien afirma que trabajará en unidad, con absoluto respeto a la figura del mandatario, subrayando que no habrá pleitos ni diferencias, sino unidad.
EXHIBIDOS LOS DIPU-TITINOS
Junto con Sosa como patrón quedaron exhibidos los diputitinos, que enseñaron el cobre muy feo en su obediencia ciega a las órdenes de su patrón, dando vida a una agenda de prepotencia y soberbia en que se atrevieron, ahora se ve, a actuar en contra de AMLO, pidiendo desde juicio político contra el gobernador hasta la insensatez de la desaparición de poderes, mostrándose como los dueños de un partido al que ni en sueños pertenecían antes del agandalle.
Y así mostraron los colmillos o garras de garza en que iban por todos alentados, se debe suponer, por su dueño con actitudes torpes y con un sentido rupestre de la buena práctica política.

Vaya exhibida que se dieron los legisladores morenos. Después de los azotes que les dio AMLO cambiaron el tono de su discurso, ahora son conciliadores, apóstoles del diálogo y  sensatos en su voz.
Pero qué necesidad, como decía el divo de Juárez.

EL ÓRGANO DE CONTROL
Hace unas horas la SCJN decidió que la UAEH no tendrá Órgano de Control Interno.
Antes de la visita de AMLO, hubiera tenido lectura de victoria de Sosa; después de la visita del presidente electo parece ser un resultado en favor de la casa de estudios y no del grupo de Sosa. Difícilmente podrán celebrarlo como un logro de su tribu.
Las cosas cambiaron, dieron un giro radical en que los apoyos son para Morena y fundamentalmente para el gobernador.

PRESIDENCIA DE LA JUNTA DE GOBIERNO
Puede ser que le toque a Morena, pero se ve como decisión en que contaron todas las voces, no el capricho de Sosa.
Si esperaban que AMLO respaldara sus apuestas como grupo apoderado de Morena, es evidente que se equivocaron y que por lo dicho y hecho le dieron una desplumada terrible a la garza, que adquirirá humildad porque no le queda de otra.
El castillo de naipes de los sosistas se derrumba. Sin plumas la garza no vuela, y se nota que la desplumaron.






Right Menu Icon