Guerra sucia en el PRI y los Rojo dan lección

La unidad del PRI Hidalgo se ve reforzada por la lección de lealtad y disciplina mostrada por los Rojo.

Difícil de entender lo que llevó a un priista de los que se califican como distinguidos, haber lanzado lodo contra la apuesta más fuerte de su partido para diputado federal, en una acción que tiene muchas ramificaciones por las posibles manos involucradas, sobre todo porque es de dominio público el causante de esta guerra sucia y hasta las razones que pueden ser la envidia, el despecho y el coraje por no alcanzar lo que el que considera su enemigo sí ha logrado con trabajo y resultados.

 

No cabe duda que esto atenta contra la unidad del partido y muestra lo que puede provocar no alcanzar lo que se considera como una obligación del partido, por tener un apellido fuerte o por pensar que tienen el dominio del partido como en los viejos tiempos, cuando la cercanía con el poder y el nombre bastaban para tener una autoridad, que ya no procede en estos tiempos.

 

Pero se dio y deja claro algo, hay muchísimos a los que lo único que les interesa son sus intereses y el partido solo en la medida que les sirva para sus sueños de grandeza.

 

Desde luego, no pasa nada más allá de un rato de escándalo y luego las cosas vuelven a su nivel y cada uno queda en su real tamaño.

 

Uno, el candidato, en la línea de partida para cosas grandes y el otro en su tamaño de amargura y frustración.

LOS ROJO

Los Rojo acaban de dar una lección de lealtad y disciplina a su partido a través, en este caso, de Jorge Rojo que va como candidato suplente de Julio Valera, con lo que descarta toda la grilla de movimientos raros de apoyo en la sucesión de gobernador, empezando por la candidatura.

 

La jugada política es de una pieza, porque queda demostrado que los Rojo -con todo lo que significa este apellido en nuestra política estatal- saben y entienden lo que significa lealtad y disciplina, porque en su historia personal tienen y siguen la práctica política de un figurón como lo fue su señor padre Don Jorge Rojo Lugo.

 

La llegada de Jorge Rojo a una suplencia para diputado local, nos habla del movimiento en el ajedrez político para la sucesión.

 

Jorge puede finalmente ser diputado, si Julio renunciara a la diputación y sea, como todo lo indica, el presidente del PRI HIDALGO, ante la candidatura de Erika Rodríguez, en donde se ha convertido en ganador con lo hecho el 18 de octubre.

 

En ese caso, Jorge sería desde el Congreso presencia fuerte en la sucesión y en el cierre del sexenio.

 

En todo caso las posibilidades se multiplican.

 

Pero una cosa queda clara: Don Jorge Rojo Lugo estaría orgulloso de sus hijos que no cambian su primogenitura por un plato de lentejas o por sueños de opio en la sucesión.

 

Quien gana es el PRI en su unidad y se desmoronan las torres de quienes buscan aliados y tiran sus anzuelos para ver qué pescan.

 

Quien sabe jugar ajedrez lo demuestra delante del tablero.

 

Autor: Effetá


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS

SIGA LEYENDO


Right Menu Icon