Joaquín Gutiérrez le busca tres pies al gato

SOBRADO DE DINERO, FALTO DE VERGÜENZA. Joaquín Gutiérrez, el avorazado del transporte en Hidalgo, ya se paró de pestañas porque “está perdiendo dinero”, sin importarle que de por medio está la salud de los hidalguenses, quienes sólo quieren evitar al Covid-19.

El zar del transporte, Joaquín Gutiérrez, propietario de casi 300 concesiones, envió hasta la Secretaría de Movilidad y Transporte a un grupo de sus incondicionales, supuestamente choferes (aunque al parecer sólo cuatro de ellos lo eran y el resto era gente manejada por el zar), para manifestarse en contra de la decisión del gobernador Omar Fayad, pues dicen que al tener que llevar sólo al 50 por ciento de pasaje para evitar el contagio del coronavirus, pierden dinero y su economía sufre.

Agresivos y groseros se manifestaron los supuestos choferes que no aceptan que este tipo de diálogos lo deben llevar con el concesionario, que es Joaquín Gutiérrez, quien se niega a sumarse a los programas en contra del Covid-19, porque al señor lo que le interesa son sus ganancias económicas y no la responsabilidad social que tiene con los hidalguenses.

Se sabe que otros concesionarios colaboran responsablemente en este momento de emergencia sanitaria y que incluso dan un bono extra a los choferes para suplir lo que no obtienen de pasaje. Movilidad y Transporte, por otro lado, no se anda por las ramas y multa a los transportistas que lleven más gente de la autorizada.

La respuesta de casi todos los concesionarios ha sido muy responsable y se suman a las indicaciones para preservar la salud. Sólo Joaquín Gutiérrez, al que por lo visto lo único que le interesa es el dinero, es quien organiza este sainete para culpar al gobierno de lo que debiera ser una respuesta de él como propietario, con sentido de responsabilidad ciudadana y no salir con esta actitud de cuenta chiles y querer crear la idea de que sus choferes no ganan lo que deberían ganar. Llega al grado de denunciar que el Tuzobús lleva gente de más, cuando es fácilmente comprobable que redujo su operación al 40 por ciento como medida contra el contagio.

Como que se le pasó la mano a don Joaquín y mostró un rostro de nula solidaridad con Hidalgo. En todo caso le busca tres pies al gato cuando más urge la solidaridad de los que tienen dinero, porque la ciudadanía los convirtió en lo que son.

Veremos cómo sigue este sainete del zar.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon