Julio Menchaca sonríe mientras dividen al PRI

Carolina Viggiano, al dividir al PRI Hidalgo, está ayudando a que crezcan las posibilidades de Julio Menchaca para la gubernatura.

Por lo que se ve, el PRI HIDALGO ya está dividido en dos grupos: de un lado, el PRI del estado cuyo líder por logros y hechos es el gobernador Omar Fayad con los tricolores que lo ven como tal y que son la mayoría, como queda muestra en la elección del 18 de octubre, en que este PRI volvió a ser ganador; y el otro partido tricolor es el que busca formar la dirigencia nacional de este partido, alentado por lo que ya es evidente en la actividad frenética de Carolina Viggiano.

El resultado es que se divide al partido, con el peligro expuesto en su aniversario 92 por Julio Valera cuando dijo: “unido, al PRI nada ni nadie lo detiene” y algo se sabía ya de los movimientos del otro PRI, cuando Erika Rodríguez señaló que no se propiciarían salidas en falso, ni que se le arrancaran hojas al calendario, con la afirmación contundente que no hacían falta mentores para ganar porque “ya hemos demostrado que tenemos partido para la victoria”.

Y por si hacía falta entender lo sustancial, Julio Valera puntualizó “aquí hay un gobernador priista, que es el único líder”.

Sin embargo, el PRI Nacional sigue con su agenda de querer tener un priismo alterno al que ya se tiene, con la clara intención de tener la candidatura para la licenciada Viggiano, que un día aparece en un municipio y luego en otro, en una actividad de campaña a la que tiene todo el derecho, pero con la ventaja del cargo nacional.

Para muchos ya hay una división manifiesta de los tricolores y una confrontación, que no se dice, pero se expresa en los hechos entre la funcionaria del CEN tricolor y el priismo que encabeza, como su líder natural, el gobernador Fayad.

Con antecedentes que no son buenos para los brinca cercas, porque quien ignora al gobernador pierde, como le sucedió a José Guadarrama y a Gerardo Sosa.

Sobre todo en esta hora en que no hay presidente de México del PRI, que solía poner orden en casos como el que se vive en nuestro estado y en que no parece que baste una decisión de los dirigentes nacionales del PRI para imponer candidaturas y en contra del que es considerado el mejor gobernador de México.

En el 2022 se elegirán gobernadores en seis estados: HIDALGO, DURANGO, OAXACA, QUINTANA ROO, TAMAULIPAS y AGUASCALIENTES, y la paridad de género obligará a que por lo menos en tres, los partidos postulen a una mujer, lo que será, sin duda, argumento del PRI Nacional para pedir esto en Hidalgo y abrirle el camino a la licenciada Carolina, que en un primer momento puede parecer una ventaja sobre sus competidores y, en otra cara, el principio de la derrota.

Para empezar, no es la única mujer que en ese caso pudiera ser la candidata tricolor, porque ya se hicieron presentes NUVIA MAYORGA, que no canta mal las rancheras, MARÍA LUISA PÉREZ PERUSQUÍA, ERIKA RODRÍGUEZ y PAULA HERNÁNDEZ, de buen trabajo en Prospera.

 

MENCHACA SONRÍE 

Julio Menchaca, senador de la República y presidente de la Comisión de Justicia, seguramente sonreirá al ver como el PRI se divide y se hace vulnerable y crecen sus posibilidad para la gubernatura, si no se recomponen las cosas en el partido tricolor, porque en caso de que el PRI opte por candidata, Morena puede poner candidato y Julio es una opción muy fuerte, con buenas cartas de presentación y de logros en los encargos que ha tenido.

De este modo de ver las cosas, el CEN PRIISTA le estaría haciendo el trabajo sucio a Menchaca, que, sin mover un dedo, tendría aliados muy fuertes en la dirigencia nacional, que estarían propiciando la victoria de Julio y la derrota tricolor por la división que, de hecho, ya provocaron.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon