La dernière vie de Simon

Simón es un huérfano que puede convertirse en cualquier persona que toque, en el filme de Léo Karmann.

Otra de las cintas del XXIV Tour de Cine Francés que se celebra en Pachuca es La última vida de Simón, de Léo Karmann.

El original guion del propio realizador y de Sabrina Karine narra la historia del pequeño Simón (Albert Greffier), un huérfano que tiene el poder de transformarse en la persona que quiera con solo tocarla.

El niño aprovecha que recibe permiso pasar un fin de semana con sus nuevos amigos, Thomas y Madeleine, para salir del orfanatorio, pero todo dará un giro de 180 grados cuando Thomas caiga a un barranco y muera. Simón tomará su apariencia y podrá tener, al fin, la vida en familia con la que ha soñado; sin embargo, nada es perfecto, pues está enamorado de la enferma Madeleine (Camilla Claris), quien solamente lo ve como un hermano; pero ¿y si cambia de apariencia?

Al igual que en Tres días y una vida, presentada en el Tour, el remordimiento juega un papel importante y el héroe busca la manera de redimirse.

Se trata del primer largometraje de Karmann, quien solamente había dirigido dos cortos y un episodio televisivo, y se nota en la confección del filme que nunca termina por cuajar del todo: las actuaciones resultan disparejas y el ritmo es un poco lento.

La dernière vie de Simon resulta un interesante pero no del todo logrado filme francés, que se puede ver como mero entretenimiento.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon