La vida social por construir

La gran tarea del nuevo gobierno de Hidalgo será garantizar que el rostro de los ciudadanos refleje la dignidad que por décadas ha sido dejada de lado.

La pandemia ha dejado a su paso muerte y desolación en todo el planeta, obligándonos a repensar la vida, a valorar nuestro ser, entendiendo que somos imprescindibles en tiempo y espacio, que la vida social no se edifica sin los rostros de todos.

 

Esta cruenta lección de la humanidad debe servir para apreciar lo vital de nuestra civilización y entender que no podemos seguir construyendo el mundo de la desigualdad social en donde unos pocos viven en la jauja, mientras la mayoría experimenta el dolor de la miseria y la pobreza como un destino manifiesto.

 

Hidalgo da un salto cualitativo en su historia política, pero debe ser acompañado por un nuevo pensamiento y acción política de los ciudadanos para exigir que se construya un gobierno con rostro humano, que entienda y aprecie lo valioso que es cada ciudadana y ciudadano; recordar que es, desde el ser humano de la razón, lo que vuelve válido un gobierno, lo que hace la génesis del poder público que le devuelve a los que menos tienen las oportunidades que debe garantizar el orden sistémico.

 

Durante décadas, en Hidalgo la fragilidad de la responsabilidad pública de la clase política generó abandono y marginación social que se han convertido en la desgracia de la mayoría, condición que no es obvia ni puede ser obviada por el gobierno entrante, cuyo reto no es hacer un gobierno desde el escritorio, sino a pie firme, donde las huellas de la ciudadanía exijan que se posicione el poder público y se materialice en trabajo, seguridad, salud, educación, paz y porvenir cierto.

 

Esta es la gran tarea del nuevo gobierno: garantizar que el rostro de los ciudadanos refleje dignidad, porque el gobierno, su gobierno, le garantiza que jamás volverán a ser ni olvidados ni excluidos; que el gobierno se piensa como lógica de restauración evolutiva del tejido social para responder al cambio social, para engendrar bienestar para todos, con la asimetría de darle más al que menos tiene.

 

El gran salto cualitativo de la clase política en Hidalgo estriba en construir no el futuro, sino el presente donde la libertad no sea retórica vacía; donde los niños tengan el porvenir que los haga en el futuro, el futuro de Hidalgo y su patria.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon