Las elecciones que vienen

A un año de la elección que renovará la Presidencia de la República, ya se alinean algunas piezas del ajedrez político, que hasta el momento está dominado por Morena.

Comienza el 2023 y en México este año los habitantes de Coahuila y Estado de México elegirán gobernador; la siguiente contienda será en 2024, cuando las y los mexicanos elijamos a un nuevo presidente de la República, senadores y diputados federales, amén alcaldes y diputados locales en algunos estados.

Sabemos que la batalla por la candidatura presidencial inició desde hace meses, a partir de que el presidente Andrés Manuel López Obrador desde la mañanera destapó a quienes despectivamente llamó sus “corcholatas”: Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López.

Del lado de la oposición al partido en el gobierno, la caballada se ve muy flaca. Sin duda, el PAN se ha convertido en el partido con mayor presencia, pero para tener posibilidades de ganar a la aplanadora que hoy es Morena, se tiene que hablar de una alianza, que sería con el PRI y el PRD, y si logran sumar a MC, sus posibilidades aumentarían.

Ciertamente, Acción Nacional es hoy en día el único partido, después del de AMLO, con ciertas posibilidades de triunfo. Sus líderes en el Senado y el Congreso de la Unión están convertidos en la única opción seria para dar la batalla. Nombres de gobernadores y exgobernadores son algunos de los que suenan para la todavía lejana candidatura, al igual que legisladores de larga trayectoria, como Santiago Creel.

En el PRI, parece que las cosas cada vez están peor. Su presidente, con un Consejo Político Nacional a modo, modificó los estatutos para extender su periodo de gestión, tarea que ha tenido serios descalabros, como el hecho de perder todas las elecciones para gobernador en las que él ha estado al frente, incluida la del estado de Hidalgo.

No son pocos los priistas que han asestado fuertes críticas contra Alejandro “Alito” Moreno por su récord de derrotas acumuladas y por la confusa relación que mantiene con AMLO, pues un día se somete a los intereses del jefe absoluto de Morena, como cuando se trató de votar la permanencia en las calles de la Guardia Nacional, y al otro día pronuncia un incendiario discurso contra las políticas del  gobierno federal. Lo único cierto es que cada día menos personas le creen.

En lo que toca al PRD, este partido también tiene rato que va cuesta abajo, en gran parte por quienes se han apropiado de él. Aquí no es solo un personaje, son dos y les dicen “Los Chuchos”. Y literal: no dejan que nadie se les acerque.

Movimiento Ciudadano no se queda atrás, pues también está escriturado a nombre de un personaje: Dante Delgado. La estrategia del exgobernador de Veracruz como dueño de MC ha sido más inteligente: focaliza a mujeres u hombres con alguna presencia, sin cola que les pisen, y les ofrece la candidatura en turno. Así vemos hoy a los gobernadores de Jalisco y Nuevo León, y una figura joven como la del alcalde de Monterrey: Luis Donaldo Colosio.

Claro que hay otros partidos políticos en México, pero en realidad son satélites, sobre todo de Morena, y no vale la pena siquiera mencionarlos.

Parece que los acuerdos al más alto nivel anticipan que Morena cederá Coahuila al PRI a cambio de votos a favor de las reformas constitucionales que sigue promoviendo el Ejecutivo federal. Mientras que en el Edomex parece que la lucha será voto a voto entre Delfina Gómez (Morena) y Alejandra del Moral (PRI).

De cara a las elecciones presidenciales del año próximo, una de las últimas encuestas que conocimos al terminar el 2022 indicaban que, como partido, Morena tiene una preferencia del 40 por ciento; el PAN, del 16 por ciento y el PRI, del 14 por ciento.

Por nombres de cada partido, las preferencias arrojan que, de Morena, Claudia Sheinbaum tiene el 36 por ciento; por el 26 por ciento de Ebrard; Monreal tiene el 12 por ciento y Adán Augusto, el 7 por ciento. En el PRI, Beatriz Paredes está colocada en el primer lugar con el 20 por ciento de las preferencias, seguido de Alfredo del Mazo, con el 12, por ciento; Claudia Ruiz Massieu, con el 11 por ciento y Enrique de la Madrid, con el 8 por ciento.

Por el lado del PAN, la combativa senadora Lilly Téllez reúne el 22 por ciento de las preferencias, mientras que Santiago Creel acumula el 19 por ciento y le siguen Maru Campos, Mauricio Kuri y Mauricio Villa Dosal. Mientras que, de MC, Luis Donaldo va al frente con el 61 por ciento, luego siguen Alfaro con el 35 por ciento y Samuel García con el 31 por ciento.

Así luce el escenario al comenzar 2023, ya veremos cómo avanzan las cosas en esta nueva forma de hacer política dictada desde el púlpito presidencial. Tenemos un gigante (el PRI) venido a menos, un PAN convertido en la única y real oposición, un PRD que cada vez preocupa menos y MC tejiendo fino y rechazando cualquier tipo de alianza (hasta el momento).

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… Entre nos.

 

Avatar photo

Por: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO: